14 de enero de 2009

¡Pues que se esperen sentados!

Porque el que sí baja es el precio de la vivienda de segunda mano; vamos, como no se pongan las pilas van a tener las casas sin vender durante milenios o más (espero; con lo que se han enriquecido que vayan tirando, so cab...). Anarroseado en La Opinión de Tenerife.


Share/Save/Bookmark

No hay comentarios: