20 de septiembre de 2008

¿De nuevo producen cáncer los tendidos eléctricos?

De la última columna de Bob Parks:
Empezó en 1989, con historias terroríficas en el New Yorker, que atribuían a los tendidos eléctricos cánceres infantiles. Ha vuelto para cerrar guarderías en Petah Tivia, Israel, con un cambio en el acrónimo, de EMF a NIR (Radiación no ionizante), y entierra tendidos eléctricos en Nueva Gales del Sur, pero como antes, es un error. Todos los agentes cancerígenos conocidos rompen las uniones químicas, creando cadenas mutadas de ADN, lo que no puede hacer la radiación no ionizante.

Lo que no quita que por pura estética habría que enterrar los tendidos, empezando por la cosa horrible que han hecho en todo el sur de la Isla.
¡Ah! Y lo mismo se aplicaría a cosas como, no sé, ¿las antenas de telefonía, por decir algo?

Share/Save/Bookmark

No hay comentarios: