28 de julio de 2008

¿Y dónde estuve de vacaciones?

Y sus preguntaréis (todos no, la gran mayoría de los que me leen ya lo saben, pero como que da igual), ¿dónde estuvo? ¿Quizás se fue al Amazonas?


¿Estuvo buceando en las procelosas y turbulentas aguas de este río?


¿O quizás se fue, en un viaje transtemporal a defender la República contra los facciosos?

O a lo mejor, en un viaje aún más largo en el tiempo, fui a luchar contra el moro en galeras.





Pues no, ¿en qué ciudad hay una catedral de la que nadie que yo conozca ha visto la fachada?


¿O en la que encontramos una escalera del revés?


Pos sí, estuve por Barcelona, gran (y grande, que chiquitos pateos) ciudad, con muchas muchas cosas que ver (joer, es la quinta, creo, visita en los últimos 4 años y aún me he dejado muchas cosas en el cajón de cosas por visitar), muchas niñas bonitas y, por desgracia, demasiado guiri por las calles y precios aún más grandes que la ciudad; habrá que volver.
Y también me di un salto con un par de amigos a Tarragona:



Donde gracias a los efectos de la restauración, la catedral parece que sea recién construida; vamos, porque me dijeron que la habían limpiado, porque si no, pa' mí que la habían terminado antes de ayer :-)
Eso sí, tampoco vimos mucho, pues nos sentamos a comer en una crepería situada en la Plaza Pallol, comimos, nos echamos el par de patxaranes mientras hablábamos de todo un poco, que hace tiempo que no nos veíamos, y cuando nos vinimos a dar cuenta habían pasado 4 horas y teníamos que salir corriendo a coger el último tren.
Y como mi gente es buena gente, me fueron a recoger al aeropuerto y para que el síndrome posvacacional no fuera muy traumático, me llevaron directo a comer a La Punta; que buenos que son :-)


Las primeras fotos son en el Museo de la Ciencia de la Caixa, muy recomendable; los barquitos, del Museo Marítimo, también muy ídem.

Actualizado a las 16:45: Por cierto, que me acabo de acordar; como nota curiosa, el Samijipi me comentó que en las Fiestas de Tarragona montan castellers (se escribe así, creo) justo delante de la catedral y que luego, una vez montados, bajan las escaleras que hay delante y que, aunque no se aprecie en la foto, les puedo decir que son mediavales, algo desgastadas y más bien estrechas; ¡están locos estos catalanes! :-)
Share/Save/Bookmark

1 comentario:

Kely O dijo...

El roedor gigante de la Caixa es una preciosidad!!! Quiero uno de mascota, por cierto está exactamente en la misma postura que cuando yo lo vi, no será un peluche?