24 de mayo de 2008

Carta del marido de una maestra

También vía Canarias Bruta encuentro esta maravillosa carta, que les recomiendo leer completamente. De hecho, deberían leerla los jodíos políticos que leemos, pero dudo que hayan pasado la E.G.B. o que se acuerden como se hace. También les cuelgo el par de párrafos y el resto, aquí:
A quien le pueda interesar
Soy el marido de una maestra. Sí, no estoy casado con una mujer, sino con una maestra. Y les voy a decir por qué:
Cuando llego a casa dejo atrás la oficina y no quiero ni oír hablar de mi trabajo hasta el día siguiente y a ningún colega con el que me vaya a tomar algo se le ocurre hablar del curro y menos aún de lo que podemos hacer al día siguiente.

Share/Save/Bookmark

No hay comentarios: