12 de febrero de 2008

Hoy, hablamos del gobierno

Del de canallas, que es el que nos toca (que ajco...) más cerca y el que a uno le pone más de los nervios (qué le voy hacer, el otro no me disgusta tanto, apruebo que los homosexuales adopten, se casen si les da la gana y se divorcien si les apetece, sueño con un país realmente laico y una iglesia que se dedique a lo suyo, no creo que sea malo que los niños aprendan algo de educación en las escuelas, pues visto lo visto, se ve que en su casa nada de nada, etc...)(¡ah!, no soy socialista, no me vayan a decir, aunque sí me considero antipepero furibundo (todas las extremaderechas me caen mal, que le voy a hacer)).
Pero volviendo a lo que iba, que me disperso, ahora resulta que el conflicto existente en educación es culpa del PSOE. Concretamente, Coalición Canalla dice "tener conocimiento expreso de que el PSOE ha instrumentalizado la huelga en educación". O lo que es lo mismo, el 80 y tantos por ciento de los profesores que votaron no a la vergonzosa propuesta nazionalista, para homologar sus sueldos con el resto de funcionarios, lo hicieron única y exclusivamente porque son rojos, masones y, seguramente, godos, porque la propuesta no era tan mala, según dice la consejera. Y es que habría que fusilarlos a todos, pero por tontos; ¡vamos, hombre, vas a cobrar mucho más pero te niegas por antinacionalista!
¿Pero éstos se creen que somos tontos? Van a seguir intentando colar que la culpa de lo mal que va la educación la tiene Madrid, que son malos malosos, a pesar de tener competencias desde hace ya ni me acuerdo cuanto. Y lo que está claro es que los profesores sí que no son tontos; se niegan en rotundo a aceptar nada que no sea una homologación real, lo que me parece muy bien, oiga. Ya que tienen que desasnar a la fauna que les mandan desde casa, por lo menos que estén bien pagados; es un trabajo que considero de alto riesgo, por lo menos psicológico (y en algunas barriadas, físico también).
Aunque lo que ya es para darles con un callao en la boca es en lo que a sanidad se refiere. Listas de espera interminables, médicos pocos y mal pagados (y lo mismo se puede decir del resto de profesionales de la medicina, enfermeros, auxiliares, etc...), privatización encubierta de la sanidad, hospitales tercermundistas, conflictos sindicales, ambulancias subcontratadas con empleados infrapagados, y paro aquí, porque si no esta entrada se haría más larga que la esperanza de un pobre; pues bien, la solución a todo esto es poner en todos los hospitales a unas simpáticas señoritas, con chaqueta verde, para que informen a los pacientes. Me imagino:
- Oiga, para operarme de esta apendicitis que me está matando
- Los quirófanos están por allí, pero mejor siéntese por allá, que lo suyo va pa largo...
Nada, les dejo la foto con las "niñas"; ellas solas van a solucionar todos los problemas de nuestra sanidad, mientras sus amigos (los de ellos, los de los canallas) se siguen llenando los bolsillos en sus hospitales privados, donde nos derivan a todos para ser operados.
¿Lo siguiente? Se admiten apuestas; yo voto por la atención social (juego con ventaja; me hizo notar una amiga que el otro día salió anunciado en El Día un curso para Directores de Centros de Atención Social Privados (o algo así), homologado únicamente por las Comunidades Autónomas de Madrid y Canarias; y viendo como está el paño en Madrid, ya me pongo a temblar...).
¡Ah!, la foto la robé en Canarias Ahora. Y perdonen la parrafada, pero es que es escucharles y me pongo malo.


Share/Save/Bookmark

1 comentario:

Kely O dijo...

Pues no te pongas malo que ya sabes lo que hay. A mi este tema me pone verde como el color de las chaquetas de las muchachas.