7 de enero de 2008

Las mentiras de Paulino

Y también de Soria, que no iba a ser menos. Acabo de leer que ha salido publicado el estudio "Las balanzas fiscales de las Comunidades Autónomas con la Administración Pública Central. 1991-2005", por parte de la Fundación BBVA. Si alguien le echa un ojo y me confirma los datos, se agradece, pero me voy a limitar a copiar a José A. Alemán en Canarias Ahora, que hoy estoy más vago de lo normal:
Canarias es una de las diez comunidades más ricas, según su PIB per cápita. Sin embargo, también es la que menos aporta a la financiación del Estado con sus impuestos, sólo por detrás de Navarra, y la que más fondos por habitante recibe de ese mismo Estado. Por cada siete euros que da un canario en sus impuestos, el Estado le devuelve diez. Cada isleño aporta al año vía impuestos 3.765 euros y recibe 5.309; sin anotar los céntimos que cuentan lo suyo en pesetas. Esta diferencia entre ingresos y gastos presupuestarios en el periodo 1991 y 2005 arrojó un saldo favorable a las islas de 1.544 euros per cápita. En definitiva: corresponde a ATIcc la menos verdad.
¿Dónde se va ese dinero, por qué seguimos siendo la última mierda en Educación y Sanidad, a quién beneficia relamente la R.I.C.? ¿Saldrá algo de esto en los periódicos nazionalistas? ¿Se molestarán en dar una explicación más o menos inteligente los que nos desgobiernan? La respuesta será el silencio, seguro, pero por preguntar que no sea.
Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Erebus dijo...

En el silencio se halla la ocultación de la mentira. Los que callan ocultan muchas veces, el silencio también es una mentira...
Por desgracia la corrupción es una práctica tan extendida que en cierto modo me alegra ver que de vez en cuando te escandalices y pongas posts como estos. Muchos ya lo aceptan como una especie de Tatcherismo espontáneo y eso si que es inaceptable. A veces pienso que ya queda poca que se escandalice, y creo que eso no es bueno...

exseminarista ye-ye dijo...

El problema, creo, es que me escandalizo demasiado y la gente de casi de nada. Y la pena es que como ayer fue festivo, la columna de opinión de este hombre, que también la publican en Metro, pues no salió, por lo que aquí, en Tenerife, no se enterará nadie, sólo los pocos que leemos la prensa antichicharrera, que diría El Día. Aquí sólo se enterarán de las mentiras que cuelan los ÁTIcos.