8 de diciembre de 2007

Relaciones

Y es que el tiempo pasa y nada es igual que el primer día; nuestras ilusiones y esperanzas se van desgastando, la rutina nos invade, la comodidad toma el poder, la magia desaparece. Es triste, pero suele pasar... Gracias a Alberto Montt.


Share/Save/Bookmark

No hay comentarios: