24 de diciembre de 2007

El obispo habla de sexo

Y como obispo y célibe que es, con el desconocimiento práctico que se le supone, la caga como siempre lo hace la iglesia. Saco el final de la entrevista que le hacen en La Opinión de Tenerife al Obispo de la Diócesis Nivariense (o sea, de Tenerife) y ustedes obtengan sus propias conclusiones (en negrita, las preguntas):
Pero, lógicamente, creo que el fenómeno de la homosexualidad es algo que perjudica a las personas y a la sociedad. A la larga pagaremos las consecuencias como las han pagado otras civilizaciones. Yo no digo que se reprima, pero entre no reprimirlo y promoverlo hay un margen. Creo que hay que promover la educación. Los valores de la feminidad y la masculinidad debemos inculcarlos en los niños. Puede que nos digan que estos valores son retrógrados, pero nosotros pensamos que estos valores respetan la libertad pero al mismo tiempo orientan a las personas.
_¿Hay que orientar la sexualidad?
_No se puede dejar a las personas libradas a lo que salga, ¿por qué no hacemos lo mismo con la violencia o con otros impulsos que tiene el ser humano? Además, sólo un 6% de los homosexuales se deben a cuestiones biológicas. No hay que confundir la homosexualidad como necesidad existencial de una persona, con la que es practicada como vicio. La persona practica como puede practicar el abuso de menores. Lo hace porque le atrae la novedad, una forma de sexualidad distinta.
_La diferencia entre una relación homosexual y un abuso está clara.
_Por supuesto. Pero, ¿por qué el abusador de menores es enfermo?
_Para empezar, un abuso es una relación no consentida.
_Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece.
Bueno, vale, no me puedo contener; de ahí saco como conclusiones:

- El 94% de los homosexuales son unos viciosos; realmente son heteros, pero tienen mucho vicio y les da por probar de todo.
- Los homosexuales, al igual que los abusadores de menores, están enfermos (¿se referirá a todos, al 94% que son heteros o al 6% que lo son biológicamente?).
- Abuso es abuso. Las relaciones con mayores de 13 años, consentidas, no son ilegales. Abuso es cuando son con menores de 13 años. Y si no hay consentimiento, desde 13 hasta lo 200 (o más), es violación. A ver si lo tiene claro.
- "Incluso si te descuidas te provocan": sin duda, a él le ha pasado, es que van con esas falditas, provocando, rrrr...
En resumen, ¿por qué no se callan y se dedican a lo suyo, a mantener la clientela dejando vivir a los demás? ¿Dónde quedó aquello de "amaos los unos a los otros" o "Dios es amor"?


Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Kely O dijo...

Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Si señor a mi me pasa lo mismo y luego me llaman asalta cunas.

exseminarista ye-ye dijo...

Jejeje, ya te veo de monja (si éste está de obispo...)