4 de diciembre de 2007

Educación y fascistas

De vergüenza es lo más suave que se puede decir de "los de siempre", de lo que hicieron ayer en los cinco minutos de silencio en Madrid, en homenaje al muerto y el herido por el último atentado de ETA. Es cierto que los extremos se tocan; recuerdan demasiado a los intolerantes y fascistas de Euskadi, que también insultan a los que no piensan como ellos. Probablemente justifican también la acción armada y no les molestarían comandos asesinos españolistas. Indigna. Dan ganas de ponerse a su nivel e insultarlos, pero ni siquiera eso se merecen.
Ricardo en El Mundo.


Share/Save/Bookmark

No hay comentarios: