10 de noviembre de 2007

Nuevas en las Teresitas

De Profundis me mandó un enlace a la noticia en La Opinión. Ya hay un primer imputado en el caso de Las Teresitas: ¡un peón de la construcción! Pero claro, no es que el malvado peón se haya dedicado a ir con su pala a hacer agujeros en la playa, no; trabaja para la empresa del empresario Ignacio González. Dado que éste era consejero en Caja Canarias cuando pidieron el crédito de 33 millones de euros y quedaba muy feo que un consejero se diera a sí mismo un crédito, pues el peón, con una nómina de 1200 € mensuales, pidió a la Caja los 33 millones, en nombre de una empresa (Inversiones Las Teresitas S.L.) que aún no existía y, lo mejor de todo, ¡se lo dieron! Vamos, si yo pedí 6000 € para pillar el coche y casi no me lo dan; tendría que haber sido más ambicioso y pedir 1000 veces más, que seguro que sí.
Diez días después de que le dieran el crédito, el peón vendió la empresa a la de Ignacio González y su mujer por 90.000 € de nada. Y así se superó el escollo de darse a sí mismo un crédito.
Pero lo que más toca los mismísimos es que el peón es por ahora el único imputado. Cuando su actitud es hasta comprensible: si con su sueldo no llega a finales de mes y su jefe le pide un favor a pagar con mucho dinero, es hasta lógico que diga que sí. Lo que molesta más es que a su jefe, por ahora, no lo han imputado. Puñetero país.
Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Erebus dijo...

Y en caso de que lo imputen se aceptan apuestas de cuanto durará entre rejas. Las apuestas empiezan con media hora.

exseminarista ye-ye dijo...

Dudo mucho que nadie que esté a un nivel superior a peón de obra pise el talego. Ojalá no fuera así, pero me temo que Plasencia, Zerolo, etc..., saldrán de rositas. Pesimista que es uno...