22 de noviembre de 2007

Hacer el ridículo

Santa Cruz de Tenerife (al igual que La Laguna) tiene los gobernantes que los votantes se merecen; sólo el clientelismo más puro y duro, el "maguismo", el "carnavalismo" mas abyecto, el nacionalismo de vino, murga y pandereta, explican que ATI (en la persona del imputado Zerolo) y PP (a su cabeza, el amigo de Elton John, enemigo del topless, defensor de la familia, luchador incansable en contra de los condones y las relaciones sexuales, el pequeño Ángel Llanos) les gobiernen. Sólo así se puede explicar que hallan repetido alcaldía personajes tan nefastos como García Gómez o el propio Zerolo, como pueden seguir en el poder imputados por la justicia, como actúan a su antojo para destrozar el patrimonio de todos (¿dónde ha quedado aquél "prometemos que nunca habrán hoteles en la playa de las Teresitas"?; ¿por qué no exigen ya a los constructores la devolución a las arcas públicas de los nosecuántos millones de euros, según les obliga la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias?).
Pues, en el colmo del esperpento y la estupidez, el Ayuntamiento de Santa Cruz, con los votos de Coalición Canalla y PP ha votado pedir ayuda a Sarkozy para exponerle el colapso en materia de inmigración en las islas.
¡Subnormal! ¡Si no te ves capacitado para llevar algo, dile a los del Gobierno de Canallas, que son de los tuyos, que devuelvan las competencias al Estado Central! ¡No hagas el ridículo y no nos dejes en ridículo a los miles de canarios que no os votamos! ¡Recuerda también que la mayor parte de la inmigración viene por los aeropuertos, no en cayucos ni pateras!
Pero claro, devolver competencias es algo muy feo; todos los amigotes que tienes colocados en puestos de confianza se quedarían en el paro y tendrían que volver (o que empezar) a trabajar de verdad, en algo serio, aunque siempre podrían ponerse a ganar loterías, como su amigo Zerolo.
Vergüenza me da muchas veces decir que soy canario. Como decía la canción de Taller Canario (o de Taburiente, que tampoco me acuerdo mucho, hace años que la escuché la última vez): ¡cojan la maleta!, pero ya y olvídense del camino de vuelta, por favor.
Share/Save/Bookmark

No hay comentarios: