6 de noviembre de 2007

Estoy caliente

He llegado a ella por senderos ignotos (y que se bifurcan). Les presento a Mürfila, a la que no conocía (y que además está de muy buen ver; comentario gratuito y sexista, lo sé, intento mejorar día a día, pero la testosterona a veces me puede):


Share/Save/Bookmark

5 comentarios:

Hello Kiki dijo...

Me parece haber visto un lindo gatito...

Hello Kiki dijo...

Una cosa que no entiendo es ese look de recién levantada pudriéndose en casa y esos taconazos de aguja...,serán cosas de la calentura supongo.

exseminarista ye-ye dijo...

Joer, Hello kiki, ¿¡no me digas que tú, cuando te levantas, lo primero que haces no es ponerte los tacones de aguja!? ¡Qué falta de glamour! Parece mentira que haya que enseñártelo todo...

vespinoza dijo...

Yo sin mis taconazos rojos no soy persona.

exseminarista ye-ye dijo...

Diga usted que sí