14 de noviembre de 2007

Curioso...

Un supuesto: como el lobo ha estado matando tus rebaños, tienes que castigarlo. Y como es un bicho muy inteligente (engañó a Caperucita, fingiendo ser su abuela), le dices "caca, caca, eso no se hace más" y como castigo, en vez de la brutal ejecución, que ya es algo de otras épocas, le condenas a ¡cuidar a las ovejas! Suena como un poco bobo, ¿no? Como para darle 3 cogotazos al pastor, a ver si espabila...
Pues estupefacto me quedo cuando leo que a un pederasta alemán, de Osnabrück, se le condenó a trabajos sociales; el pederasta eligió cumplir la condena en una guardería, ¡se le concedió! y (obviamente, me atrevería a decir) acabó abusando de los niños. Hay asistentes sociales a los que habría que quitar el título, la verdad.
Copio y pego:

El hombre, que además era reincidente, fue condenado al pago de una sanción de 3.000 euros y, puesto que era insolvente y percibía ayuda social, se le conmutó la multa por 720 horas de trabajo social.

Primero se le asignó trabajar en una granja, pero alegó que no podía cumplir tareas pesadas por prescripción médica. Tras ello expresó su voluntad de cumplir la sanción en una guardería, a lo que la asistenta social, al parecer desbordada de trabajo, según el citado diario, accedió.

El pedófilo incurrió de nuevo en abusos a menores y algunos de esos niños lo explicaron a sus padres, tras lo que se abrió una investigación. El tribunal administrativo de Osnabrück abrirá un nuevo proceso por el caso el martes de la próxima semana.

Joder, las cosas de la justicia no van mal sólo en Españacoño. Consuela un poco.
Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué barbaridad! Eso demuestra que en Alemania las cosas no van bien. Seguro que en Españacoño eso no pasaría si todos los colegios estuviesen en manos de los curas. Vale: la carne es débil y quizá se produjesen algunos casos, pero sin duda la autoridad eclesiástica cortaría los abusos de raíz y no permitiría que los pederastas escapasen al castigo de la justicia.
¿Eh? ¿A que no? ¿Eh?

Pedro Iñaki

exseminarista ye-ye dijo...

Tiene usted más razón que un santo. Al fin y al cabo, es bien sabido por todos que la Santa Madre Iglesia Católica corta de raíz todo tipo de abusos a menores, expulsa de sus filas a los que los cometen y nunca nunca nunca hacen la vista gorda... :-)