15 de octubre de 2007

Sobre las beatificaciones

Una carta al director de El País de hoy. Por Luis Miguel Soto López, me pareció muy interesante, así que sin más dilación, la pego:
El portavoz de la Conferencia Episcopal, el señor Martínez Camino, ha expuesto en Roma el motivo de la beatificación de 498 "mártires" de la República española "para ayudar a la opinión pública italiana a conocer una página (...) a veces no muy bien comprendida en la historia de la Iglesia española". Y me temo que los italianos no hayan comprendido lo que quería el portavoz, porque le faltaron algunas cosas por decir. Por ejemplo:

1. La República democrática y laica nunca le convino a la Iglesia, porque vio que sus privilegios corrían serio peligro de desaparecer. Ya el 16 de abril de 1931 la Iglesia había dejado claro que la democracia no le convenía: "Sois ministros de un Rey que no puede ser destronado, que no subió al trono por votos de los hombres, sino por derecho propio, por título de herencia y de conquista" (Manuel Irurita, obispo de Barcelona).

2. Cuando se produjo el golpe de Estado contra el Gobierno legalmente constituido, la mayor parte del clero y de los católicos lo apoyaron sin reservas, haciendo de ello una "cruzada": "Benditos sean los cañones si en las brechas que abren florece el Evangelio" (Miguel de los Santos Díaz y Gómara, obispo de Cartagena). Según el cardenal Isidro Gomá, la guerra era "como un plebiscito armado"; según el obispo de Salamanca, Enrique Pla y Deniel, la guerra era "necesaria" y "una gran escuela forjadora de hombres".

3. El sentido cristiano estuvo ausente también en la Iglesia, lo dijo el padre Gumersindo de Estella: "Como sacerdote y cristiano sentía repugnancia ante tan numerosos asesinatos y no podía aprobarlos. Mi actitud contrastaba vivamente con la de otros religiosos, incluso superiores míos, que se entregaban a un regocijo extraordinario y no sólo aprobaban cuanto ocurría, sino aplaudían y prorrumpían en vivas con frecuencia".

4. Sin contar a los curas vascos fusilados por Franco, está el bombardeo de Guernica por la aviación nazi, la cual, siguiendo instrucciones del general Mola, acabó con la vida de 14 monjas y 2 curas, uno de los cuales estaba celebrando misa.

5. ¿Cuánto tiempo habrá que esperar para que la Iglesia reconozca que en la guerra estuvo en el bando ganador, luchando codo con codo con los golpistas para subvertir el orden establecido.


Share/Save/Bookmark

No hay comentarios: