30 de octubre de 2007

¡No a la guerra!

Es el título del último post de La decadencia del ingenio, que se llama así por llamarse de algún modo y del cuál les adjunto unas frases:
Este hecho es un claro síntoma de lo bajo que está cayendo nuestra sociedad. Es decir, a mí tampoco me gusta Héroes. A nadie no afectado de sordera y con un cociente intelectual por encima de, no sé, veinte puntos, le gusta Héroes. Es más, cualquier persona con un mínimo de sentido de la decencia y de la justicia no dudaría en encerrar en una celda a Enrique Bunbury, arrojar la llave al mar y luego tirar la celda al mismo mar o a otro distinto con ese imitador de Raphael dentro o incluso fuera, pero bien atado a los barrotes. Es más, yo montaría una web para organizar este acto de justicia si tuviera alguna idea acerca de lo que es internet (por cierto, ¿alguien lo ha probado? ¿Está bien? ¿Hay tanto porno como dicen?). Por cierto, eso de unirse en una web, ¿tiene sentido? ¿Las webs no son inmateriales? Y si lo son, ¿ya cabrán todos?
Vamos, en esto coincido plenamente con Jaime. El resto, como siempre en su página. Como siempre, altamente recomendable.
Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Deprofundis dijo...

Juas, qué susto pensé que estaba hablando de la serie!!!

Deprofundis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.