18 de septiembre de 2007

Meme reivindicativo: ¡Qué jodan al rey!

Vía A Sueldo de Moscú, llego a la convocatoria reivindicativa de Materias Grises, ¡Qué jodan al rey!, a la cual nos sumamos gustosamente, aunque por ahora tan sólo copiando y pegando el manifiesto. Así que, cuando me apetezca, le injuriaré. Ahí va, el manifiesto digo:

En serio, me tienen harto. Quizás es porque vivo en un país que aún con sus errores y excesos uno puede quemar la bandera o la foto del presidente alegremente sin vulnerar ninguna ley, pero esto de tener a la jeta y persona del Rey como algo más invulnerable que el más puro adamantium es un peñazo incomprensible.

Ni radicales ni historias. Aúnque los Maulets y toda esa tropa la verdad me dan más asco que nada políticamente, el hecho de ser republicano y creer que la Corona es una basura arcaica inútil no debería tener nada de extraño. Juan Carlos y los Borbones no son la esencia destilada de la españolidad más pura, la imagen impoluta de la unidad de destino en lo universal o una especie de vaca sagrada con tendencia a estrellarse esquiando.

Esto de la inmunidad de la Corona es una idiotez absurda que sólo sirve para que la derecha cavernicola salga con cara de ofendida a llamar a todo el mundo traidores un par de veces al mes. Ya es hora que nos organicemos bien y lancemos una campaña a gran escala de afrentas al Rey colectiva, para librarnos de una puñetera vez de estas chorradas. Juan Carlos I será campechano y todo lo que quieras, pero no es España. Es más, el tipo es un funcionario más; nos debería estar lamiendo las botas y dándonos las gracias cada día por el puto chollo que tiene que le paguemos su chabolita en Mallorca y otras chucherías.

Injuriemos, pues, al Rey, por el bien de la libertad de expresión, el sentido común y el combate eterno contra la estupidez cavernaria: "¡Juan Carlos es más tonto que una merluza a la plancha!". Unios, amigos míos, en la cruzada injuriosa. Para que la fiscalía no se aburra.

Nota adicional: para quien no lo haya cogido, esto es una petición de injuria colectiva. Que todo aquel que quiera se una a ello, con una sencilla frase injuriosa a la institución más sagrada de España (aparte de la SGAE). De nada.
Así que ¡Monarquía, parasitos sociales!

Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

vespinoza dijo...

Espero que quede bien claro que cuando dicen El Rey se refieran al Borbón y no a Elvis. O la vamos a liar

REMENBER THE KING

Hello Kiki dijo...

Muy agudo Vespinoza.