1 de septiembre de 2014

Sequía en agosto (actualizado)

O no, porque aunque podría parecer que he leído poco este mes hay que tener en cuenta que me pasé 10 días casi en Londres, tiempo en el que leí bastante menos de lo normal. Además, el de Abercrombie es un libraco de los gordos y los de Campbell están todos en inglés, pérfido idioma en el que leo más lento.

Así que tampoco es para quejarse, digo. Venga, lo que devoré este mes:

#78.- Joe Abercrombie - El último argumento de los reyes. La primera ley 3.

Fantasía, acción. Y con este tercer libro se completa la historia de La primera ley. Un libro excelente para una trilogía de la misma calidad, muy recomendable. Ahora me voy a por los spin-off, que haberlos haylos.

De la contraportada: El rey de los hombres del Norte se mantiene, y sólo hay un guerrero que le pueda detener: su viejo amigo y su enemigo más antiguo; ha llegado la hora de que el Sanguinario vuelva a casa... Glokta está librando una lucha secreta en la que nadie está seguro y nadie es de fiar. Y como sus días de guerrero están lejos, utiliza las armas que le quedan: chantaje, tortura... Tumultos, luchas, rebeliones, se extienden como un incendio. Sólo el Primero de los Magos tiene un plan para salvar el mundo, pero esta vez hay riesgos. Y no hay un riesgo más terrible que romper la Primera Ley... El último argumento de los reyes es el volumen que cierra la impresionante trilogía de una voz que ya es imprescindible en la fantasía moderna.

Joe Abercrombie vive en Londres. El último argumento de los reyes cierra su trilogía "La Primera Ley", que completan La voz de las espadas y Antes de que los cuelguen, publicadas asimismo en Alianza Editorial, al igual que su novela Los Héroes.

"Una larga carrera de este individuo será un regalo para nuestro género" Scott Lynch

"Una fantasía potente..." Locus


#79.- Jack Campbell - Dreadnaught. The Lost Fleet: Beyond the Frontier.

Ciencia ficción. Pues al final decidí continuar con la serie sin esperar a que saliera en castellano. En mi opinión en estas nuevas aventuras todo ha mejorado. Muy recomendable.

De la contraportada: The Alliance woke Captain John “Black Jack” Geary from cryogenic sleep to take command of the fleet in the century-long conflict against the Syndicate Worlds. Now, Admiral Geary’s victory has earned him the adoration of the people—and the enmity of politicians convinced that a living hero can be a very inconvenient thing… The war may be over, but Geary and his newly christened First Fleet have been ordered back into action to investigate the aliens occupying the far side of Syndic space and determine how much of a threat they represent to the Alliance. And while the Syndic Worlds are no longer united, individually they may be more dangerous than ever before. Geary knows that members of the military high command and the government question his loyalty to the Alliance and fear him staging a coup—so he can’t help but wonder if the fleet is being deliberately sent on a suicide mission…


#80.- Jack Campbell - Invincible. The Lost Fleet: Beyond the frontier.

Ciencia ficción. Por lo que se ve he vuelto a entrar en el modo serie-compulsivo. En fin, como sólo quedan dos supongo que lo acabaré más o menos pronto. O no, o yo qué sé.

De la contraportada: Admiral John “Black Jack” Geary was revived from cryogenic sleep to lead the Alliance against the Syndicate Worlds. But his superiors question his loyalty to the regime. Now in command of the First Fleet, he is tasked with exploring the frontier beyond Syndic space, a mission he fears deliberately puts the fleet—and himself—in harm’s way... An encounter with the alien enigmas confirms Geary’s fears. Attacked without warning, he orders the fleet to jump star systems—only to enter the crosshairs of another hostile alien armada. Ignoring the First Fleet’s peaceful communications, this species sends its ships into battle while it guards the exiting jump point with a fortress of incalculable power. Now Geary must find a way to reach the jump point without massive casualties—even though the enigmas could be waiting on the other side…


#81.- Jack Campbell - Guardian. The Lost Fleet: Beyond the frontier.

Ciencia ficción. Definitivamente sí, sigo en modo obsesivo-compulsivo. Pero acabo pronto, uno más que a la hora de escribir esto ya está mediado.

De la contraportada: Admiral John “Black Jack” Geary was revived from cryogenic sleep to lead the Alliance against the Syndicate Worlds. But his superiors question his loyalty to the regime. Now in command of the First Fleet, he is tasked with exploring the frontier beyond Syndic space, a mission he fears deliberately puts the fleet—and himself—in harm’s way... An encounter with the alien enigmas confirms Geary’s fears. Attacked without warning, he orders the fleet to jump star systems—only to enter the crosshairs of another hostile alien armada. Ignoring the First Fleet’s peaceful communications, this species sends its ships into battle while it guards the exiting jump point with a fortress of incalculable power. Now Geary must find a way to reach the jump point without massive casualties—even though the enigmas could be waiting on the other side…

Vaya, por lo que veo dice lo mismo que la anterior, ¡no es culpa mía, oiga!


#82.- Jack Campbell - Steadfast. The Lost Fleet: Beyond the frontier.

Ciencia ficción. Pues nada, ya terminé con el modo compulsivo más que nada porque no me queda nada de la serie por leer. Por ahora, pues la historia queda abierta así que algo más debe estar al caer, déjame buscar en la wiki... Uy, efectivamente, por ahora no hay nada más; viendo que ha sacado a libro por año supongo que estará por el 2015, cuanta maldad la de estos autores. Eso sí, veo que del mismo Universo hay un par más de novelas, un spin-off llamado The Lost Stars, habrá que leerlas...

De la contraportada: Geary and the crew of the Dauntless have managed to safely escort important alien representatives to Earth. But before they can make tracks for home, two of Geary’s key lieutenants vanish. The search for his missing men leads Geary on a far-flung chase, ultimately ending at the one spot in space from which all humans have been banned: the moon Europa. Any ship that lands there must stay or be destroyed—leaving Geary to face the most profound moral dilemma of his life. To make matters worse, strains on the Alliance are growing as the Syndics continue to meddle. Geary is ordered to take a small force to the border of Syndic space. But what he finds there is a danger much greater than anyone expected: a mysterious threat that could finally force the Alliance to its knees


#83.- Neil Gaiman y J.H. Williams III - Overture 3.

Fantasía, cómic. Pues que como ya dije por algún lado aprovechando la visita a Forbidden Planet me compré el tercero, que para eso ya había salido en los EE.UU. y ya lo tenían en el U.K. Me olvidé de reseñarlo en parte porque me lo leí en el avión de vuelta y en parte (la mayor) porque mi cabeza no es lo que era y nunca fue gran cosa. Poco añado, la historia continúa y tal. Muy recomendable.



Libro abandonado del mes: Peter Watts - Starfish. Mira que normalmente Locke acierta con sus recomendaciones, pero con éste sí que no puedo. Llevo arrastrándome desde hace meses y casi mediado no ha conseguido atraer mi interés ni nada. Así que ahí va, al baúl de los libros no acabados. Sí que intentaré algún otro del autor a ver si era sólo este título.


Y ahora septiembre. Se supone que leeré aún más pues para eso hoy mismo le jodo las estadísticas de empleo al gobierno, pero por otro lado se supone que tengo una tesis que terminar de escribir. En fin, ya iré contando si eso. O se esperan al mes que viene. O yo qué sé.

Salud y buen mes.


Share/Save/Bookmark

29 de agosto de 2014

Haz biología, decían

Verás mundo, decían. Conocerás gente, decían. Tendrás las mejores mujeres, decían.

Vale, bueno, de hecho no lo decían de hacer biología sino de alistarte en la legión (romana) pero no se equivocaron mucho. De hecho en nada, he visto mundo, conocido gente y tenido (y tengo) a las mejores mujeres, cierto es. Y además, que no es moco de pavo, también he ganado una amplia y variada experiencia. Es lo que tiene ser un mercenario: si tienes dinero y un problema quizás puedas contratarme.

Lo que sí que decían es que estaría condenado a no trabajar y, bueno, en parte ha sido cierto pero en gran parte no. Más bien se equivocaban a no ser que quisieran decir que estaría condenado a no trabajar de lo que quería y la verdad es que no siempre. Pero si algún día hicieran mis memorias deberían incluir en ellas que he hecho de todo. O casi.

Antes de la carrera más de medio año de ordenanza en una entidad oficial. Durante, pues lo típico, de todo un poco y casi siempre en negro, pues si era legal perdía la cutrebeca que al menos me pagaba la matrícula pero no el vivir. Y con eso vivía, al menos durante el verano, y me podía permitir cervezas y viajes. Y algo durante el año escolar. Buf, no sé, fueron tantas cosas, conductor de furgoneta para un indio (de los hindúes, no los de las plumas), jardinero, repartidor de estiércol en huertas, camarero, traducciones al castellano, unas navidades Papa Noel con jamón (es una larga y muy divertida y gratificante historia) y más que seguro no me acuerdo.

Y después un largo período de realización personal y laboral, siete años en un departamento de la U(T)LL como predoctoral (o algo similar; por ahí hay algunas entradas contándolo todo) y otros casi cuatro en uno de los hospitales de por aquí. Realización personal y también destrucción, no voy a negarlo.

Y vinieron los años oscuros y continué haciendo cosas, quitando alguna para otro organismo oficial que duró desafortunadamente sólo 6 meses (pero en el que alcancé la cumbre salarial al menos por ahora), continué haciendo cosas, digo, siempre en negro. Los años oscuros, en que tragas y tiras pa'lante porque no había más tu tía. ¿Por qué crees que a pesar de seguir obteniéndose cifras récords en el turismo en estas putas Islas también se obtienen cifras récords en parados? Y oscuros no sólo en lo laboral. Pero siempre aprendiendo y olvidando.

Años oscuros. Buf, administrativo en varios sitios, animador sociocultural en otros tantos, intérprete de inglés, analista de aguas, repartidor de cochinos (muertos y partidos a la mitad), agricultor y más cosas que también olvido por su irrelevancia o su poca duración.

Y al final acabaron, vuelta a la investigación, a la poyata, la bata y el aire acondicionado, a trabajar en lo que me gusta y mejor sé hacer. Por un año que luego fueron dos y se han convertido en tres. Pero como todo en esta vida se acaba y no dura eternamente se ha terminado este ciclo. Hoy.

Así que de vuelta a la ruleta. De entrada apuntarse al paro antes de que los ladrones que nos gobiernan quiten el subsidio, defender la tesis espero que en breve (y así me quito una espinita clavada), meditar en lo que se quiere hacer, ¿quedarse, para qué, para repartir cochinos?, pues si no sale nada decente habrá que salir, irse fuera (ha cambiado radicalmente mi punto de vista al respecto con los años y la mierda-situación), o intentar sacar alguna oposición si es que sale alguna, o nada de lo anterior.

Preocupado, un poco, ciertamente, pero sin miedo. Ya sabes, "no conoceré el miedo. El miedo mata la mente. El miedo es el pequeño mal que conduce a la destrucción total." Sí, paraliza. Pa'lante siempre y siempre recreándome (de crearse de nuevo, no de entretenerse. Que también) aunque quedo con la sensación de seguir igual. A ver si pasa de una vez la adolescencia, hombreyá.

Así que ya saben, hay un nuevo mercenario en busca de guerra. Si tienes dinero y un problema que solucionar puedes contratarme. Probablemente.


Share/Save/Bookmark

20 de agosto de 2014

Londres, día 9. The End (editado)

Último esspreso doble con cigarro. Desayuno inglés. Terminar de recoger.  Metro. Tren. Colas en Standsted.  Marcapáginas confundido con cuchillo. Espera. Avión. Joven obesa que cada vez que se movía a hablar con su amiga ocupaba la mitad de mi asiento hasta que clavé codos. Recogida en el aeropuerto, dejar a la amiga en su casa y seguir con el coche hasta la nuestra. Total: nueve horas de viaje.

En casa una gata ronroneante, mimosa, maulladora y castigadora. Ahí sigue.

Demasiado tiempo fuera y demasiado poco. Habrá que repetir Londres.

Últimos café y cigarrito mañaneros; la vista.

Standsted Express.

El aeropuerto mientras fumaba.

Típico cielo de agosto inglés (al menos de nuestro agosto).

Share/Save/Bookmark

19 de agosto de 2014

Londres, día 8 (editado)

Cortito que ya estamos agotados. Paseo tempranero por los jardines de Kensington, vacíos, en dirección al Museo de Historia Natural.

Estatua de Moore (creo) con otra y el Palacio de Kensington al fondo.

El memorial de ¿Alberto? o alguien. Mi cabeza, que nunca fue gran cosa.


El Royal Albert Hall. Uy, mira, probablemente si fuera el Memorial de Alberto.

Gente gente gente, ¡¡niños!!, ¡¡¡dinosaurios!!! y más bichos. Imprescindible. A poder ser un día que haya colegio.

El diplodocus de la entrada. Poca gente porque llegamos pronto. Luego empeoró muy mucho.

Dodó. Está triste, seguro que pensando en su destino.

Ballena azul y otros bichos. La ballena es de mentira. Los otros están muertos.

Noodles para almorzar y al Museo de Victoria y Alberto, que está al lado. Interesante aunque tal vez un poco saturante, ¡demasiadas cosas!

Entrada al Museo de Victoria y Alberto.

Cartel de una exposición alternativa que tenían.

Y para volver al hotel paseo por Hyde Park. Lamentablemente lleno de gente. O lo contrario, ahí se ve la diversidad.

La charca de Hyde Park. O lago. O algo.

Patos que iban decididos a algún sitio.

Cenar, comprar souvenirs, hacer la maleta y a acostarse en breve que mañana tiramos.

Se quedan demasiadas cosas pendientes, algunas que queríamos hacer, otras de las que ignorábamos su existencia hasta llegar aquí, pero demasiados pocos días y eso que fueron bastantes. ¡Pal próximo viaje!

Y el hotel se sigue moviendo. O puede que sea yo.

Y Blogger, tu aplicación es caca de la vaca, a ver si la mejoras.

Buena noche si eso.

Share/Save/Bookmark

18 de agosto de 2014

Londres, día 7 (editado)

Cada vez va quedando menos así que tenemos que ir apurando los días. Atendiendo a consejos varios decidimos coger el London Pass sólo por un día, hoy, así que había que aprovecharlo.
Empezamos temprano visitando la Abadía de Westminster. Además de las gemelas francesas-italianas-polacas (me dice Lillu que podían ser) es una visita que merece totalmente la pena, muy recomendable.

Abadía de Westminster.

A continuación y aprovechando que está casi al lado entramos en las Habitaciones de la Guerra de Churchill, el bunker restaurado en parte y en otra rehabilitado y reconstruido, donde el Primer Ministro dirigió las fuerzas británicas durante gran parte de la II Guerra Mundial. De nuevo no puedo sino recomendarles la entrada, absolutamente enganchante. Además cuenta con el Museo de Churchill que hace un recorrido por toda su vida y está lleno de pertenencias suyas. No dejen de ir.

Gabinete de guerra de Churchill. Por lo que dicen al finalizar la IIGM echaron el cierre y ahí se quedó.

Sala de reuniones y estrategia o algo así que mi cabeza no da pa' más.

Metro, perrito caliente rápido en un jardín y directos al que ha sido el mayor bluff, la mayor estafa del viaje: la Torre de Londres. Como pasamos con el pase dolió menos aunque costara, pero si hubieran salido directamente del bolsillo las 22 £ que cuesta sí me habría cabreado mucho más. Una trampa para turistas. Mi consejo es que no vayas y ya si eso disfruta de las murallas desde fuera.

La Torre Blanca en la Torre de Londres. Tiene armaduras. Si lo sé no voy.

Como aún nos quedaba tiempo cruzamos el Tower Bridge bajo la lluvia y fuimos a ver el Old Operating Theatre, un antiguo quirófano de principios del XIX situado en los altos de una iglesia y en el que se impartían clases de cirugía. Cuenta también con un pequeño museo que muestra los remedios e instrumental de la época. Curioso e interesante.

La exposición.

El "quirófano".

Y ya por último hicimos un pequeño crucero por el Támesis que creemos también merece la pena. De hecho estamos pensando en repetirlo mañana pues el billete es de 24 horas, pero en el trayecto más largo. A ver el tiempo (ambos, que todos los días ha llovido algo, a veces chaparrones fuertes) y las colas.

El Puente de la Torre desde el centro del Támesis y con el sol dándole de pleno. Moló.

Final del crucero, la llegada a Westminster.

Y nada más. De vuelta al hotel, cansados pero menos que otros días y planificando el mañana.

Y sigo pensando que este hotel se mueve. Será el metro, o la madera, o mi desequilibrio innato.
Hasta mañana si eso.

Share/Save/Bookmark

17 de agosto de 2014

Londres, día 6 (editado)

Otro día cultural. Empezamos por el Museo de Londres que de forma interactiva recorre la historia de la ciudad desde la prehistoria hasta la actualidad, de una forma amena y educativa.

Entrada al Museo de Londres con Doctor.

Y luego a la Tate Modern que sí, está bien, pero así entre tú y yo me dejo frio. Quitando algunas obras contadas la gran mayoría no me dijeron absolutamente nada. Sinceramente, de gran parte del arte moderno opino que lo único loable es que los artistas han conseguido quitarle su dinero a los ricos, al menos parte de él.

Casi lo mejor de la Tate Modern, las vistas desde el balcón.

Pero claro, soy de ciencias y no entiendo de profundidades, cuadros en blanco, espejo (1) ni latas amontonadas.

Cabeza de Picasso. No de él sino suya. O hecha por el.

Además se notaba una mayor presencia de gente a la que todo le importaba nada, con empujones, pasando por delante y casi rozando el cuadro, etc, a diferencia por ejemplo de la National que por mucha gente que hubiera eso no pasaba.

Sinceramente prescindible.

Patty Smith. Las fotos de este autor de cuyo nombre no puedo acordarme sí que molaban.

Y por último un paseo por Earl's Court donde sin esperarlo ¡se nos apareció la Tardis! Anonadados.

Tardis.

Y mañana más que se nos acaban los días.

Share/Save/Bookmark

16 de agosto de 2014

Londres, día 5 (editado)

Otra entrada breve. 7 impresionantes (e impresionistas :D ) horas en la National Gallery.

Visita ultrarrápida (1 h) a la National Portrait Gallery y aun así pudimos pasar por casi todas las salas aunque deteniéndose sólo en los que más nos llamaban (pregunta frikis, ¿por qué libro saqué la foto del retrato que cuelgo? Venga, dejo una pista gorda, se llama Solomon. Y estoy casi seguro de quien acertará).

Y como quedaban horas de luz parada en el 221b de Baker St. y paseo por Regent's Park.

Otro día agotador a la par que feliz y fructífero. Mañana más.

Trafalgar Square desde la Galería Nacional.

Los girasoles. Cuando llegamos estábamos solos en la sala.

Otro impresionista impresionante de cuyo nombre no puedo acordarme.

¿El fusilamiento de Maximiliano?

Los famosos mercaderes holandeses. En el espejo del fondo se ven de espaldas y al autor en plan selfie.

Vista desde la izquierda.

Pero si miras desde la derecha ¡ves el cráneo!

Las letras que escribe la mano de diosito brillan pero mucho.

Españoles no tienen muchos que digamos pero algo hay.

Otro cuadro famoso.

Se ve Venus.

El señor Solomon (coprotagonista, uno de los miles, en el ciclo Barroco).

221b de Baker St.

Fuente en Regent's Park.

Share/Save/Bookmark

15 de agosto de 2014

Londres, día 4 (editado)

Hoy voy a ser parco en palabras: Museo Británico. 10 maravillosas y agotadoras horas.

Sí, fruto del expolio por parte del Imperio pero en los últimos años mi visión ha cambiado y visto lo que ha pasado con por ejemplo Irak o Siria es de agradecer que hayan robado.

Hay que volver. Venga, unas pocas fotos poco representativas.

Desde esta estantería más de un millón de años te contemplan.

Una momia.

Señor chino enfadado.

Corona.

Mural.

Casco con cuernos.

Cabeza (de verdad, un pibito de 18 ó así) con casco. Aplastados hasta formar una lámina. Así tuvo que ser la pedrada.

Reconstrucción de un casco hallado recientemente en un enterramiento real inglés de nombre raro (Up Algo).

El Doctor y el Museo Británico.

Katana.

Casco de gladiador.

La galería de la caza del león. Estábamos solos en ella.

El caballo del frontal del Partenón.

Pericles.

Máscara centroamericana.

Parece otra máscara pero no lo es: hay un señor dentro.

Escultura africana moderna hecha con AK47s.

Copa ceremonial hecha con un cráneo.

¡La piedra Rosetta!


Share/Save/Bookmark