19 de agosto de 2014

Londres, día 8

Cortito que ya estamos agotados. Paseo tempranero por los jardines de Kensington, vacíos, en dirección al Museo de Historia Natural.

Gente gente gente, ¡¡niños!!, ¡¡¡dinosaurios!!! y más bichos. Imprescindible. A poder ser un día que haya colegio.

Noodles para almorzar y al Museo de Victoria y Alberto, que está al lado. Interesante aunque tal vez un poco saturante, ¡demasiadas cosas!

Y para volver al hotel paseo por Hyde Park. Lamentablemente lleno de gente. O lo contrario, ahí se ve la diversidad.

Cenar, comprar souvenirs, hacer la maleta y a acostarse en breve que mañana tiramos.

Se quedan demasiadas cosas pendientes, algunas que queríamos hacer, otras que ignorábamos su existencia hasta llegar aquí, pero demasiados pocos días y eso que fueron bastantes. ¡Pal próximo viaje!

Y el hotel se sigue moviendo. O puede que sea yo.

Y Blogger, tu aplicación es caca de la vaca, a ver si la mejoras.

Buena noche si eso.


Share/Save/Bookmark

18 de agosto de 2014

Londres, día 7

Cada vez va quedando menos así que tenemos que ir apurando los días. Atendiendo a consejos varios decidimos coger el London Pass sólo por un día, hoy, así que había que aprovecharlo.

Empezamos temprano visitando la Abadía de Westminster. Además de las gemelas francesas-italianas-polacas (me dice Lillu que podían ser) es una visita que merece totalmente la pena, muy recomendable.

A continuación y aprovechando que está casi al lado entramos en las Habitaciones de la Guerra de Churchill, el bunker restaurado en parte y en otra rehabilitado y reconstruido, donde el Primer Ministro dirigió las fuerzas británicas durante gran parte de la II Guerra Mundial. De nuevo no puedo sino recomendarles la entrada, absolutamente enganchante. Además cuenta con el Museo de Churchill que hace un recorrido por toda su vida y está lleno de pertenencias suyas. No dejen de ir.

Metro, perrito caliente rápido en un jardín y directos al que ha sido el mayor bluff, la mayor estafa del viaje: la Torre de Londres. Como pasamos con el pase dolió menos aunque costara, pero si hubieran salido directamente del bolsillo las 22 £ que cuesta sí me habría cabreado mucho más. Una trampa para turistas. Mi consejo es que no vayas y ya si eso disfruta de las murallas desde fuera.

Como aún nos quedaba tiempo cruzamos el Tower Bridge bajo la lluvia y fuimos a ver el Old Operating Theatre, un antiguo quirófano de principios del XIX situado en los altos de una iglesia y en el que se impartían clases de cirugía. Cuenta también con un pequeño museo que muestra los remedios e instrumental de la época. Curioso e interesante.

Y ya por último hicimos un pequeño crucero por el Támesis que creemos también merece la pena. De hecho estamos pensando en repetirlo mañana pues el billete es de 24 horas, pero en el trayecto más largo. A ver el tiempo (ambos, que todos los días ha llovido algo, a veces chaparrones fuertes) y las colas.

Y nada más. De vuelta al hotel, cansados pero menos que otros días y planificando el mañana.

Y sigo pensando que este hotel se mueve. Será el metro, o la madera, o mi desequilibrio innato.

Hasta mañana si eso.


Share/Save/Bookmark

17 de agosto de 2014

Londres, día 6

Otro día cultural. Empezamos por el Museo de Londres que de forma interactiva recorre la historia de la ciudad desde la prehistoria hasta la actualidad, de una forma amena y educativa.

Y luego a la Tate Modern que sí, está bien, pero así entre tú y yo me dejo frio. Quitando algunas obras contadas la gran mayoría no me dijeron absolutamente nada. Sinceramente, de gran parte del arte moderno opino que lo único loable es que los artistas han conseguido quitarle su dinero a los ricos, al menos parte de él.

Pero claro, soy de ciencias y no entiendo de profundidades, cuadros en blanco, espejo (1) ni latas amontonadas.

Además se notaba una mayor presencia de gente a la que todo le importaba nada, con empujones, pasando por delante y casi rozando el cuadro, etc, a diferencia por ejemplo de la National que por mucha gente que hubiera eso no pasaba.

Sinceramente prescindible.

Y por último un paseo por Earl's Court donde sin esperarlo ¡se nos apareció la Tardis! Anonadados.

Y mañana más que se nos acaban los días.


Share/Save/Bookmark

16 de agosto de 2014

Londres, día 5.

Otra entrada breve. 7 impresionantes (e impresionistas :D ) horas en la National Gallery.

Visita ultrarrápida (1 h) a la National Portrait Gallery y aun así pudimos pasar por casi todas las salas aunque deteniéndose sólo en los que más nos llamaban (pregunta frikis, ¿por qué libro saqué la foto del retrato que cuelgo? Venga, dejo una pista gorda, se llama Solomon. Y estoy casi seguro de quien acertará).

Y como quedaban horas de luz parada en el 221b de Baker St. y paseo por Regent's Park.

Otro día agotador a la par que feliz y fructífero. Mañana más.


Share/Save/Bookmark

15 de agosto de 2014

Londres, día 4.

Hoy voy a ser parco en palabras: Museo Británico.

10 maravillosas y agotadoras horas.

Sí, fruto del expolio por parte del Imperio pero en los últimos años mi visión ha cambiado y visto lo que ha pasado con por ejemplo Irak o Siria es de agradecer que hayan robado.

Hay que volver. Venga, unas pocas fotos poco representativas.


Share/Save/Bookmark