5 de diciembre de 2014

Estudiando

Entre otras cosas que hago en el día a día para ocupar el tiempo, no sé, buscar curro, escribir o retocar la tesis, internetear cosa mala, leer leer y leer, escribir en el blog como cuando lo hacía antes, antes, ¿antes?, vaya, precisamente cuando estaba en paro, caramba, qué coincidencia, pues una de las cosas que estoy haciendo es estudiar, sí, después de viejo. Como ya casi que renuncio a lo de la ciencia aunque sigo sin descartar la opción de mandar a tomar por saco el puñetero país, y como algo tengo que hacer, pues al menos me preparo una de esas oposiciones para varios cientos de personas en todas las Islas, de esas típicas a las que se presentarán 1.000 personas y 3.000.000 de gallegos por plaza (de verdad, ¿qué pasa con los gallegos, tan poco les gusta su tierra que tienen que venir a dar la lata por aquí? Coño, dejen de votar a los herederos de Fraga-Franco y muevan las cosas allí) (cari, esto no va por ti, de verdad de la buena).

Aunque conservo cierta esperanza de aprobar, pues es un temario relativamente sencillo, las de obtener plaza son más bien pocas pues tanta simplicidad me lleva a pensar que su objetivo es que apruebe todo el mundo y que obtengan plaza los interinos (que son miles) por puntos. Aún así, no descarto ninguna posibilidad, aunque sólo sea entrar en la lista de reserva, me llamen de aquí a 7 años cuando esté bajo un puente (mierda, voy a tener que conservar el número de teléfono) y entrar yo de interino, así que ahí estoy, empollando después de viejo.

Estudiando, entre temas coñazo (legislación y cosas de ésas, que sí, que son pocos y sencillos pero aprender de memoria nunca ha sido mi fuerte) y algunos que casi ni se miran, porque a ver, el Word lo domino, créeme. Aún así resulta entrañable encontrarse con secciones como la siguiente (a propósito de medios de almacenamiento):
DISQUETES
Es el primer sistema de almacenamiento extraible que se instaló en un PC. Con una capacidad en principio de 360 Kb (una sola cara) pasó en 1.986 al formato DS o Double Side(2 caras x 360 Kb.) y posteriormente, en el año 1.987, a los disquetes de alta densidad (HD o High Density), de 1.44 Mb. (2 caras x 720 Kb.). Estos son los que utilizamos hoy en día, convirtiendo a las disqueteras de 3.5' en el elemento que menos ha evolucionado en la historia del PC, ya que no ha cambiado en nada en los últimos 20 años (de hecho, una disquetera de 1.987 es exactamente igual a una de 2.006 y funciona perfectamente en cualquier ordenador actual, por potente y avanzado que sea, al igual que el disquete correspondiente).
Los disquetes, aunque cada vez se usan menos, siguen siendo útiles como medio de arranque del PC y para transportar archivos de pequeño tamaño (hasta 1.4 megas). 
Se me saltan las lágrimas. 95% de risa y 5% de nostalgia. Eso sí, el resto del temario sí está actualizado.

Hala, buen fin de semana si eso.
Share/Save/Bookmark

3 de diciembre de 2014

Batiburrillo (actualizado y editado)

Siempre me ha jodido que tomen decisiones por mí. Siguen haciéndolo, pero cada vez me importa menos. O al menos lo aparento, que no es lo mismo pero me da igual. Además, ahora al menos ya tengo banda sonora.


¿Sería mucho pedir que se trabajaran las páginas web oficiales un poco más? Porque sí, resultan muy bonitas, con muchas fotos y colores pero la información o la operatividad son nulas. Dos ejemplos. Vas a la Seguridad Social para informarte de los pasos necesarios para ser autónomo y saber cuánto te costaría y qué te supondría (no, no soy "emprendedor" ni quiero serlo, pero me ha surgido alguna oportunidad como freelance y quería explorar el tema para hacer las cosas de forma legal); resumen tras el par de horas de desespero y exploración: decides mandarlos a tomar por culo y que le den de paso al país tras acabar igual que empezaste. Aquí nunca jamás se podría decir lo de "no preguntes que ha hecho tu país por ti sino que puedes tú hacer por tu país"; bueno, sí, mandarlo a tomar por culo porque ya llevamos demasiado esfuerzo gastado en él  Pues nada, que me sopla Luka en comentarios que la web a la que debería haber ido es ésta, la de la Seguridad Social. Pero como si no me quejo no soy yo, creo que en este caso se peca de todo lo contrario, de un exceso de sobriedad y tecnología de los 90. Porque sí, hay mucha información, pero creo que mal presentada (por ejemplo, para ver alguna de ella te tienes que descargar un zip de 50 Mb). Sigo pensando que sin pecar en el visualismo excesivo se podría hacer mucho mejor. Y sigo sin enterarme de todo lo que querría. Y la verdad, que si lo que voy a cobrar son, por ser hipotético pero suficientemente cercano, 500 € por dos semanas de trabajo, pagar más de la mitad a la SS me parece excesivo. Igual son cosas mías, oiga.

Segundo ejemplo. Te conectas certificado digital mediante a la página del Servicio Canario de Empleo (ésa es otra, el puto java y sus circunstancias). Exploras las opciones que te ofrece cuando sabe que eres tú. Descubres que puedes cambiar el correo electrónico y poco más. Pero ya que estás, como tienes que pedir permiso a tus padres para ir de viaje, aprovechas y pides hora para ello. La web ignora por completo que estás conectado con nombre y apellidos y te obliga a meter todos tus datos de nuevo para darte cita. Pues no lo veo lógico, no; se ve que no te lo enseñan (lo de la lógica y la racionalidad) en la facultad (o FP) de Informática o de Políticas o de consejero inútil.

Yo no soy clasista* ni nada por el estilo PERO (sí, vale, lo sé) la gente está sobrevalorada. A ver, entiendo que vivimos en La Laguna, la Santiago de Compostela canaria, donde llevamos en invierno desde el verano o antes (hay quien dice que desde el pleistoceno). Y sé que hace frío, llevo dentro de casa un forro polar y para vestirme tras ducharme enciendo la estufa. Pero tío (o tía), si vas a estar en un sitio público esperando a que te llamen podrías asegurarte de que no hueles mal; aunque sea un baño checo o un agua en los alerones. Joder, que no tengo casi olfato entre el tabaco y otras cosas, por lo que si yo me doy cuenta los demás ya me puedo imaginar. Ains, a ver si se da ya el salto tecnológico de una puñetera vez y se puede hacer todo por internet.

En fin, tras esta inmersión en la realidad sociocultural canaria y ya que estaba por la calle me di un salto por el Café Central. De verdad, si estás por La Laguna City no puedes dejar de pasar, frente a Correos, una excelente atención, desayunos baratos y muy ricos menús a buen precio. Y no lo digo sólo porque sean amigos, que también, sino porque es verdad de la buena (si no fuera cierto, me quedaría callado); el cocinero tiene muy buena maña. Sin embargo, salí con (más) cara de tonto; N. me presentó a la madre, que andaba por allí, y mientras yo decía algo como "pues diría que no te conozco" ella dijo todo lo contrario. Mi memoria, yo y otros animales. Ahora a averiguar de qué, cuándo, por qué, ains. Luego me preguntan por qué no salgo más.

¿Y la pTesis? Ahí, esperando a que recupere la ilusión que me robaron. Espero sea en breve, de verdad de la buena.

Y hala, que por hoy ya es bastante. Número de ofertas en Canarias a las que mi perfil se adapta más que sea un fisco: 0. Seguiré jugando, que hay miles de premios (jajajaja). Sean malos y tal.

(*) Actualizado: sí lo soy. Estamos nosotros, los pobres y obreros, aunque sea con carrera y curro de poyata, y están ellos, los opresores. La clase media no existe, no te hagas ilusiones. Eso sí, ser obrero no está reñido con la higiene o no debería estarlo, al menos un día normal a las 11 de la mañana; si es a las 1700 a la vuelta de trabajar sí que es comprensible.
Share/Save/Bookmark

1 de diciembre de 2014

Y ya se acaba el año.

Otro mes que acaba y como buen bloguero de contra pro aquí traigo la lista de lecturas terminadas en noviembre:

#102.- Jack Campbell - Imperfect sword. The Lost Stars 3.

Ciencia ficción. Última entrega del spin-off exsíndico de la Flota Perdida. Igual de interesante que los anteriores, resulta bastante recomendable. Ahora a esperar a que el señor vuelva a publicar, a saber pa' cuando, déjame buscar...

De la contraportada: The wait is over. New York Times bestselling author Jack Campbell continues his action-packed spin-off to The Lost Fleet series as the Syndicate’s civil war threatens to spread even farther into the final frontier…

President Gwen Iceni and General Artur Drakon have successfully liberated the Midway Star System—but the former rulers of the Syndicate Worlds won’t surrender the region without a fight. The dictatorial regime has ordered the ex–Syndicate CEOs terminated with extreme prejudice and the system’s citizens punished for their defiance.

Outnumbered and led by junior officers hastily promoted in the wake of the uprising, Midway’s warships are no match for the fleet massing and preparing to strike. But the Syndicate isn’t the only threat facing Iceni and Drakon. Another former CEO has taken control of the Ulindi Star System, the first calculated move toward establishing his own little empire.

With Drakon’s ground forces dispatched to Ulindi, Midway erupts in violence as Syndicate agents and other, unknown enemies stoke a renewed revolt against Iceni’s power—leaving both her and Drakon vulnerable to trusted officers just waiting for an opportune moment to betray them…


#103.- Steven Erikson - Las puertas de la Casa de la Muerte. Malaz: el Libro de los Caídos II.

Fantasía. Pues continúa la historia de Malaz. También entretenido aunque a ratos me resultó bastante confuso. Quizás fui yo, no lo descarto. Aún así, recomendable. Si sirve de algo ya empecé el tercero.

De la contraportada: En el sagrado desierto de Raraku, Sha’ik la vidente y sus seguidores se preparan para el levantamiento profetizado largo tiempo atrás, «el Torbellino». Esclavizada en las minas de otataral, Felisin, la más joven de la deshonrada Casa de Paran, sueña con la libertad y jura vengarse, mientras que los Abrasapuentes proscritos Violín y Kalam conspiran para liberar al mundo de la emperatriz Laseen (aunque la voluntad de los dioses, como siempre, parece ser otra). Y, al tiempo que dos antiguos guerreros cargados con un secreto devastador penetran esta tierra asolada, un comandante del Séptimo Ejército de Malaz lidera a sus agotadas tropas en una última y audaz carrera para salvar las vidas de treinta mil refugiados.


#104.- Neil Gaiman y otros - Vidas breves. The Sandman VII.

Fantasía, cómic. Relectura. Continúa la historia, ésta en concreto es una de las que más me gustan de la serie. No sé, mientras que Muerte directamente mola mucho, uno se ve extrañamente reflejado en Delirio. ¿¡Qué haces que aún no lo has leído!?

#105.- Ben Aaronovitch - Foxglove Summer. Rivers of London V.

Fantasía, policial, misterio, humor. Creo que con esta novela he alcanzado un nuevo récord personal, dos días para casi 400 páginas en inglés y, además, haciendo una vida más o menos normal. Bueno, miento, lo devoré mientras pude. Al fin salió el 13 el nuevo de Ríos de Londres, que no me decepcionó en absoluto. Tengo un pequeño pero; mientras que hasta ahora al finalizar cada libro se cerraba la historia de ése en concreto, dejando abierta la historia, la línea argumental, general, en éste la historia del libro para mi gusto no se cerró por completo. Aunque sí que es verdad que no quedaron cabos sueltos, si quedan interrogantes. Lo peor, que se queda uno a la espera del siguiente volumen, que a saber cuando saldrá. Muy recomendable, devorado y disfrutado. Y empezado de nuevo para disfrutarlo de forma más sosegada.

De Amazon: In the fifth of his bestselling series Ben Aaronovitch takes Peter Grant out of whatever comfort zone he might have found and takes him out of London - to a small village in Herefordshire where the local police are reluctant to admit that there might be a supernatural element to the disappearance of some local children. But while you can take the London copper out of London you can't take the London out of the copper.

Travelling west with Beverley Brook, Peter soon finds himself caught up in a deep mystery and having to tackle local cops and local gods. And what's more all the shops are closed by 4pm...

Sales for BROKEN HOMES in trade leapt by 50% over WHISPERS UNDER GROUND, confirming that Ben Aaronovitch is an author with an unrivalled eye for a bestselling story.


#106.- Robert A. Heinlein - Historia del futuro I.

Ciencia ficción. Relectura. Que me está dando por revisitar clásicos y tal. Inocente e interesante, teniendo en cuenta la perspectiva de los años.

#107.- George Macdonald Fraser - Flashman y el ángel del Señor.

Novela histórica, acción, comedia. Nuestro antihéroe se ve envuelto en una nueva aventura, esta vez en los EE.UU., a la que le lleva su lujuria desenfrenada y los favores de una no tan pura adolescente. Es lo que tiene el pasado, siempre te alcanza al menos en la ficción. Muy bueno también.

De la contraportada: Si el canalla Harry Flashman no hubiera hecho caso a las zalamerías de cierta mujerona, la historia de Estados Unidos hubiera podido tomar otro rumbo y nada sería como hoy lo conocemos. Pero en tal caso no tendríamos oportunidad de leer una de las más divertidas y emocionantes aventuras jamás escritas. Afortunadamente, Flashman es incapaz de resistirse a la más mínima tentación, sobre todo cuando de trata de mujeres de reputación dudosa, y acabó por aparecer en el momento más inoportuno en el lugar más inapropiado: en Harper’s Ferry (Virginia) en septiembre de 1859, justo cuando John Brown y sus fanáticos secuaces estaban a punto de dar el disparo de salida a la Guerra Civil norteamericana.


#108.- Fontanarrosa - No sé si he sido claro y otros cuentos.

Comedia, cuentos cortos. Aunque juraría que de Fontanarrosa he leído algo no puedo poner la mano en el fuego (mi memoria y otros animales). Lo que es seguro es que no lo había hecho con ninguna de las historias que incluye este libro. Para mi gusto con algún altibajo, no deja de ser recomendable.

De la contraportada: «Esa vez que Gardel vino a Rosario fuimos a verlo con mi amigo el Flaco Octavio, mamá y el tío Eugenio, al tío hubo que insistirle bastante para convencerlo. Él decía que le gustaba mucho la música, pero siempre había que rogarle para cualquier cosa. Era una de esas personas que se complacían en que le insistieran.» «Te digo más», «Usted no me lo va a creer», «No sé si he sido claro» son expresiones diarias que se repiten una y otra vez. Y fue Fontanarrosa quien logró captar, como ningún otro, con humildad y maestría, el sentimiento popular frente a las cinco cosas a las que pareciera reducirse la vida: el amor, la amistad, la pasión, la locura y la muerte. No sé si he sido claro y otros cuentos, su segundo libro de relatos, refleja aquella famosa frase que supo enunciar y que lo definía de cuerpo entero: «De mí se dirá posiblemente que soy un escritor cómico, a lo sumo. Y será cierto. No me interesa demasiado la definición que se haga de mí. No aspiro al Nobel de Literatura. Yo me doy por muy bien pagado cuando alguien se me acerca y me dice: “Me cagué de risa con tu libro”».


#109.- Ben Aaronovitch - Foxglove Summer. Rivers of London V.

Fantasía, policial, misterio, humor. Relectura. Tras el primer atracón había que darle una segunda lectura, más sosegada. O ésa era mi intención. La siguiente, la siguiente será la sosegada, seguro.

#110.- E.B. Sledge - Diario de un marine.

Historia, bélico, biografía. Como bien dice el título, el libro cuenta la historia de un marine (el autor) destinado en la II Guerra Mundial en el Pacífico. Muy recomendable (de hecho pasa a la categoría de próximos regalos).

De la contraportada: Eugene B. Sledge, un muchacho de Alabama embebido de la historia de Estados Unidos y prendado de héroes como George Washington y Daniel Boone, es destinado a la 1ª División de marines durante la segunda guerra mundial. Tras un intenso adiestramiento, Sledge se encuentra en medio de la batalla de Peleliu, donde «el mundo es una pesadilla de fogonazos, violentas explosiones y balas silbando». Para cuando se topa con el infierno de Okinawa es ya un veterano de combate, aún lleno de temor aunque ya no de pánico.

Basándose en las notas que Sledge guardaba en secreto en una copia del Nuevo Testamento, Diario de un marine capta con sencillez y honestidad las experiencias de un soldado en el encarnizado teatro de operaciones del Pacífico. Aquí se recoge lo que salvó, amenazó y cambió su vida, así como el relato de cómo aprendió a odiar y a matar, pero también a comprender a sus semejantes. Un clásico de la literatura militar que ha sido la principal fuente de inspiración de la serie televisiva «The Pacific», producida por Steven Spielberg y Tom Hanks.


#111.- Joe Abercrombie - La mejor venganza.

Fantasía. Primero de los spin-off de la trilogía La primera ley. Excelente, recoge una historia posterior a la allí narrada, apareciendo algunos de sus personajes secundarios en un papel principal. Todo con mucho humor, más violencia y una completa mala leche. Lo dicho, no te lo puedes perder.

De la contraportada: La guerra puede ser un infierno, pero para Monza Murcatto, la Serpiente de Talins, a sueldo del duque Orso, también es una forma excelente de hacer dinero. Sus victorias la han hecho muy popular, quizá demasiado para el gusto de Orso. Traicionada y dada por muerta, la recompensa de Murcatto es un cuerpo desfigurado y una sed de venganza que no se detendrá ante nada. Sus aliados son el borracho menos fiable de Styria, el envenenador más traicionero de Styria, un asesino en serie obsesionado con los números y un bárbaro que quiere enderezar su vida. Entre sus enemigos están los más poderosos del país, y eso antes de que el Orso envíe al hombre más peligroso para acabar con ella…


Libros abandonados del mes:

Alan Moore - Voice of the Fire. Lo intenté, poco, es cierto, pero lo intenté. Y no me atrajo lo más mínimo. Así que ahí se va, a la estantería inexistente de libros abandonados.

Kim Stanley Robinson - Sixty days and counting. En parte porque lo devuelvo a su legítimo dueño, pero también porque en un par de meses que la llevo teniendo aparcada no atrae mi interés. Probablemente en algún momento me la pille a ver como acaba la historia. Probablemente en castellano y tal.

Ian Watson - Embajada alienígena. Casi ídem.

Y poco más cuento por ahora. Bienvenidos al para mí peor mes del año y sean malos.



Share/Save/Bookmark

29 de noviembre de 2014

¡Qué se jodan!

Aunque muchas veces, si no todas, puede parecer lo contrario debo confesar que tengo una faceta sensible. Sensible o suficientemente parecida a la sensibilidad. Intento esconderla pues a medida que voy echando días de los que me quedan para atrás, me voy dando cuenta de que menos me sirve ni aporta para nada en mi vida; miento, normalmente sirve para que cuando menos me lo espere me aparezca un puñal clavado así, sin darme ni cuenta. Porque la conclusión a la que he llegado es que cuanto más cabrón parezcas mejor te va a ir en la vida, por triste que parezca.

En fin, que me disperso. Supongo que todos habrán visto las imágenes del señor Carlos Fabra esta semana, acudiendo a recoger la orden de ingreso en prisión o como se llame, que uno es de ciencias. Pues bien, en un momento dado le preguntaron algo como "¿en qué prisión preferiría ingresar?" a lo que respondió, con la voz rota, "yo preferiría estar en mi casa". Y debo confesar que al escucharlo por un momento pensé "pobre señor, qué pena", sentí una cierta empatía por él.

Duró poco, menos de un segundo. Porque luego recordé a su hija gritándonos a todos los parados (que antes no lo era pero ahora sí) su famoso "¡qué se jodan!", recordé que estamos hundidos en la mierda gracias a ladrones como él, que han despilfarrado miles de millones de euros y por el proceso se han enriquecido. Entonces la empatía dio paso a un sentimiento de desprecio y de que sólo dos años (de los que cumplirá meses en prisión de lujo) no son nada para todo lo que ha hecho y que sólo han caído un par de todos los que deberían.

Alquitrán y plumas antes de entrar en prisión debería ser obligatorio, escarnio público, frutas podridas en la cara, recorrer desnudo y encadenado toda la ciudad, vamos, pillas lo que añadiría a las penas. Jódase, señor Fabra. Y que se joda su familia, hostiayá.

Pero sin maldad. O con mucha.


Share/Save/Bookmark

24 de noviembre de 2014

Traducciones para gente literal.

Muchas veces, cuando estás inmerso en interacciones sociales, te enfrentas a conversaciones en las que se dicen cosas que no significan lo que literalmente quiere decir. Debo decir que muchas veces este tipo de cosas son difíciles de pillar para alguien que sea como yo, raro de cojones más bien literal. Esto lleva a confusiones y malentendidos, a veces simpáticas, a veces (las más) no.

Por poner un ejemplo así, al azar. Es muy posible que alguna vez escuches como alguien te dice algo como "no me importa si dices que no". ¡Enciende las alarmas!, pues aunque cuando tú dices eso (en este caso "tú" soy "yo") quieres decir realmente eso, que no te importa de verdad de la buena, la gente normal no. Lo que ellos te quieren decir es "me importa muy mucho si dices que no", que lo sepas.

Y si después de esa frase viene (que siempre lo hace) un "pero" ten claro que el pero es una partícula que anula todo lo dicho antes*.

En fin, y así seguimos, aprendiendo cosas nuevas a diario y también decepcionándonos a casi igual velocidad. Dicen que a base de palos se aprende, pero empiezo a pensar que soy tonto del todo (bueno, ya lo pensaba de antes, empiezo a estar convencido). Cada vez cuesta más salir de casa, pa' qué, ¿¡pa' cargarla!?, que decía el chiste. Total, todos morimos solos.

Buena semana si eso.

(*) Actualizado: espera, que si el pero anula todo lo anterior y lo anterior significa todo lo contrario de lo que se decía, entonces lo que se decía era cierto. No entiendo nada entonces. O sí, o yo qué sé.
Share/Save/Bookmark

21 de noviembre de 2014

Qué habría sido de mi vida si...

Cuando era chiquitito, mucho más chiquitito que ahora, que algo he crecido y con 44 apenas he abandonado la adolescencia, acompañaba muchas veces, como no, a mi abuela y/o madre a visitar a una "tía" (creo que era segunda o tercera o algo así), pues como supongo que hacen todas las personas humanas con madres, abuelas y tías. Y mientras ellas se ponían a hablar de sus cosas o a hacer lo que hacen las madres (o las abuelas) al ir de visita, a mí me soltaban en el salón a que me entretuviera.

Yo siempre he sido muy fácil de llevar. Si me dejabas en algún lado donde hubiera algo de leer (si es que no me lo llevaba ya puesto) ahí me quedaba, sin dar la lata apenas (de hecho lo sigo haciendo; más de una vez me he quedado en el cuarto de algún amigo leyendo cómics mientra fuera, en las zonas comunes, se desarrolla una macrofiesta). En el caso que recuerdo el salón era oscuro, una casa terrera con las ventanas a la calle y un perrazo inmenso (para mí, un pastor alemán o perro lobo o las dos cosas a la vez, que yo de marcas de perro no sé mucho) hace que las ventanas estuvieran cerradas casi siempre. Y el techo alto, al menos para mí.

Pues allí me quedaba, con el perro normalmente, pues aunque ya me daban miedo los perros también en aquel entonces no me lo daban los conocidos. Y de éste creo recordar que a pesar de su supuesta fiereza de perro-lobo era un cachico de pan, al menos para conmigo. Y para leer tenía toda la colección de revistas de corazón de mi tía.

Y mi preferida era sin duda la Pronto, que para mí ahora que casi pienso diría que no era lectura apropiada para un tierno infante de 8-10 años, pero su morbo me atraía. Siempre he sido muy morboso, qué le vamos a hacer.

Y ya en el Pronto una de las secciones fijas era la que da título a la entrada (aunque no recuerdo si era "habría" o "hubiera"). Contenía una supuesta historia ""real"" en la que alguien imaginaba como podría haber sido su vida si no hubiera hecho algo en un pasado más o menos cercano. Por poner un ejemplo, el caso típico era la historia de Luisa Mari, separada con 32 años y con tres niños, que especulaba con como habría sido su vida si no hubiera entregado su pureza al Juan con 17 años, pero es que claro, se metía muchos porros por las venas y le pareció divertido, pero luego el Borja al descubrir que ya no era virgen se limitó a follársela y no querer nada más de ella, por lo que no fue la madre de sus hijos ni le acompañó en su vertiginoso (otra palabra que me encanta) ascenso social, cuando él acabó de jefe de empresa y gobernador civil, mientras que ella tuvo que conformarse con uno que no le dio más que problemas y palos que aguantó con resignación cristiana porque era su deber de mujer, hasta que la abandonó por otra más joven (sí, tal cual; seguro que más de una historia era así).

Qué habría sido de mi vida si..., ¿cuántas veces nos planteamos esto? Y total, pa' na', porque lo hecho hecho está. Y lo que es más, la gran mayoría de las veces ese "si" no depende de ti. Sí, vale, actuamos de ciertas maneras y formas en función de nuestra experiencia y vivencias, pero es estúpido mirar atrás con nostalgia o imaginarnos un presente inexistente. Qué quieres que te diga, Luisa Mari, Borja era gilipollas y también te habría pegado mientras te ponía los cuernos con la secretaria. Y si no le hubieras dicho que no eras virgen ni se habría enterado.

Y pa' mí que la gran mayoría de las historias eran inventadas, así te lo digo.

No sé, actualmente me limito a vivir o algo suficientemente parecido. Que ya es bastante, creo.

Salud y buen finde.
Share/Save/Bookmark

17 de noviembre de 2014

El precio de la oferta más barata

Como muchos ya saben (y si no lo sabrán ahora) (bueno, si lo lee alguien) desde hace ya algún tiempo me pincho varias veces todos los días. No, no es drogaína ni nada por el estilo, eso lo dejo para cuando sea terminal o viejo (más) o algo. No sé si sabes que las Afortunadas (jajajaja) son la Comunidad Autónoma con mayor índice de diabetes del país y, a pesar de ser flaco como un cangallo, me tocó la lotería a ese respecto. Y a saber por qué, pues apenas he comido dulces, ni refrescos, ni nada por el estilo (vale, todo lo contrario).

En fin, pues eso, que me pincho, qué le vamos a hacer. No es particularmente coñazo ni desagradable, pero siendo como soy un fanático del descontrol tener que estar controlando continuamente mi dieta, mis niveles de glucosa en sangre y lo que puedo y no puedo tomar sí que es molesto. Sobre todo a la hora de los postres cuando vas a comer fuera con gente; como no puedo resistirme prefiero irme a fumar mientras pasa el momento desconsuelo.

Pero al grano, que me disperso. Resulta que hay agujas de varios tamaños, en función de tu gordura, de la piel o cuero en su defecto que tengas, etc. A mí me tocaron desde el principio las más pequeñas, 5 mm de largo, que para eso estoy flaco como un espiche. Y muy bien, oiga, unas agujas muy bonitas, muy buenas, con funda individual y muy resistentes, con las que era feliz como una perdiz.

Por si no lo sabes las agujas no se las compra uno; pagas las lancetas con las que extraes la sangre para medir la glucosa y el glucómetro o cacharro pa' medir el azúcar en sangre te lo regalan nada más diagnosticarte (a ver, no te lo regala el médico, tienen chorrocientos que les dan las farmacéuticas, de modo no altruista, claro - véase después), pero la casi extinta seguridad social cubre gran parte del precio de las tiras reactivas (o las cosas en las que pones la sangre pa' ver cuanto azúcar tienes - de ahí que regalen los glucómetros, luego les estarás comprando sus tiras toda la vida (útil)) y te dan gratis las agujas. Cuando se te van a gastar vas a tu ambulatorio y te las dan y aquí paz y hasta el mes-dos meses después gloria.

Hace ya un par de meses que cuando fui por las agujas me encontré, ¡oh, drama!, con que no tenían de mi tamaño. Conociendo como funciona la administración, supongo que habrán convocado un nuevo concurso de suministro, ganándola otra cosa empresa completamente diferente, y desde entonces la más pequeña que tenían eran de 8 mm. Que tú dirás, ¡joder, Exse, que 3 mm no son nada!, pero no sé, sí que se nota, créeme. Un punto a su favor es que venían con la caja de desechos peligrosos, pero aún así, no me convencieron, ¡yo quería volver con las mías!, al menos a su longitud.

En fin, había que apechugar, así que pasó como un mes y cuando volví, hace el par de días, le comenté a la simpática, joven y atractiva enfermera que desde que usaba este tamaño estaba teniendo hematomas día sí y día también, cosas que raramente pasaba antes. Cual no sería mi sorpresa cuando me dijo "no, no es por el tamaño" (aunque el tamaño sí que importa) "sino por las agujas; no eres el primero que se queja de lo mismo, son bastantes, y cosas peores, como que se rompen, se doblan fácilmente, etc. Están empezando a retirarlas, de hecho".

En resumen, quizás, tal vez, a lo mejor, a la hora de hacer una convocatoria de suministro puede que no sólo hubiera que darle el contrato a la oferta más baja, pienso yo, cosa que a no ser que haya alguien de la familia Soria (u otras de por aquí) es lo que suele suceder. A lo mejor habría que puntuar y valorar también la calidad del material suministrado, pienso yo.

Pero no sé, posiblemente me equivoque, al fin y al cabo uno es sólo un vulgar biólogo que no sabe nada del mundo ni de más allá. Creo.
Share/Save/Bookmark

11 de noviembre de 2014

Desgana

Según la RAE:

1. f. inapetencia.
2. f. Falta de aplicación, tedio, disgusto o repugnancia a algo.
3. f. Ar. Congoja, desmayo.

Aplicaría las dos primeras acepciones. En fin, que todo es muy triste, menos lo que lo es aún más. Tal que así pero sin concha:
Ains, es que todo es muy triste (foto robada de aquí).

Además, a esto se suma el reproductor de música, que no deja de ponerme temas tal que éste:


No sé yo, vale que es aleatorio pero bien podría poner alguna vez algo de La casa azul o similar.

En fin, mañana será otro día. Al menos saldré de casa un rato más largo que hoy, que me di un salto deprisa y corriendo a por tabaco, pues ya llegó el libro de Anura y tengo que ir a por él.

Hoy ya lo doy por perdido. Salud y tal.

Pdta.: decidido a un cambio he dado hacia adelante e inmediatamente he quitado el modo aleatorio. El Unplugged in New York de Nirvana, que sí, que está muy bien, pero ayudar tampoco ayuda, ains.

Pdta. 2: y empiezo a estar un poco harto de la nueva fantasía, en la que se dedican a matar a tus personajes favoritos, así, con maldad y alevosía, hostiayá.



Share/Save/Bookmark

7 de noviembre de 2014

Contratos* de vergüenza en la ULL y CajaSiete

(*) Por llamarlos de algún modo.

Recientemente, tan reciente como la semana pasada (la convocatoria aún está abierta a día de hoy, creo, por si te interesa) la Universidad de La Laguna y CajaSiete han convocado Becas de Especialización para Titulados con destino el Servicio General de Apoyo a la Investigación (SEGAI).

Y en principio te dices, pues mira, no está mal, 21 becas en los tiempos que corren. Pues no, te equivocas, está mal, muy mal.

¿Por qué? Tú lees "becas" y piensas pues serán para recién licenciados y así se forman y preparan y además cobran, ¿no? Vamos, como proceso de selección contará sólo haber terminado la carrera hace poco y tener una determinada nota media. Los que las ganen pasarán a aprender las técnicas de la plaza obtenida bajo la supervisión del responsable del servicio, ¿no? Es lo suyo.

Lee las bases. Mira todo lo que te va a puntuar. Te lo puedo decir desde ya: son puestos de trabajo infrapagados para contratar doctores que lleven los diversos servicios. Porque no es que el que se incorpore trabaje bajo la supervisión de alguien y aprenda, no. Él (o ella) serán los responsables de dichos servicios.

Llevan años haciéndolo. Aprovechándose de las actuales condiciones laborales van a contratar en modo beca, cobrando en torno a 840 € brutos (los de 6 horas, los otros cobrarán por debajo del salario mínimo) (las cuentas las hizo E. que se aburre más que yo, así que las broncas a él), a doctores a tiempo completo que llevarán los servicios de apoyo a la investigación (que son bastantes). Te podría hablar de varios conocidos que llevan años así, de cutre beca en cutre beca y, lo que es más denigrante, llevando ellos todo el peso de los servicios.

No sé, CajaSiete, si realmente quieres tener publicidad positiva, ¿por qué no aportas el dinero para que hagan una contratación laboral con un sueldo digno? Yo por sugerir, en vez de ayudar a la ULL a aprovecharse del hambre ajena.

¿Presentarme? No, gracias, actualmente cobro más que eso y me parece indigno con 44 años volver a las mismas condiciones que tenía cuando era un recién licenciado. Además, así entre tú y yo trabajar con la jefa del SEGAI es de todo menos recomendable (para más información aquí aunque podría contar más y de hecho alguna vez lo he hecho; además es mala profesional y peor persona).



Share/Save/Bookmark

2 de noviembre de 2014

¡Ya tenemos ganadora de la porra!

Pues sí, a día de hoy, 2 de noviembre de 2014, PayPal por fin me ha devuelto mi euro. 12 días después de haber intentado comprar un disco, me han dado lo que es mío.

Así que como lo prometido es deuda y como la participante que más se acercó a la fecha correcta (del increíble número de participantes que hubo, casi me colapsan el blog y tal), fue Anura que votó por el 3 de noviembre.

¡Felicidades Anura! Espero que tengas tu libro en mano cuanto antes. Vamos, allá por navidades cuando te vengas por la madre patria si eso.

Y a todas gracias por participar. Y a los demás, ahí os pudráis de envidia y dolor, pero sin acritud y desde el respeto.

¡Ah!, y a mí me queda por saber que habrá hecho PayPal con mi euro (y los otros millones más que se chuleará por la cara) durante todo este tiempo. Pero no voy a ser malpensado, que sí, que es por mi bien, claro.
Share/Save/Bookmark