17 de julio de 2014

¿Histérico yo? Para nada, hombreyá...

No sé como puedes decir eso de mí, si soy la persona más fría, centrada y poco dada a nerviosismos del mundo mundial. Porque vamos, ni que esté con los dos últimos experimentos de la tesis tras los cuales sólo tendría que sentarme a terminar de escribirla (la tesis y los dos papers correspondientes)*. Vamos, que si ése fuera el caso tendría algún motivo para estar histérico, ¿no?

O, por poner otro ejemplo, que tenga que estar todo terminado en las dos próximas semanas pues la universidad por motivos de ahorro (o algo) cierra por completo sus puertas en agosto. Esto sería un motivo admisible para estar histérico, seguro.

Ah, y se me olvidaba, que el contrato se acabe el 31 de agosto sin posibilidad de renovar pues ya se cumplen los 3 años tampoco sería un muy buen motivo para empezar a estar histérico, pienso. Total, en el muy hipotético caso de que esto fuera a pasar dice el Marianiko el Corto que ya estamos saliendo de la crisis, y aquí en Canarias se apoya mucho la cosa de la investigación. Además tendría lo del paro y quién no contrataría a un jovenzuelo de 44 años con una amplia experiencia. Vamos, que no.

¿Y todo junto (más algunas cosas que me dejo en el tintero)? ¿Sería motivo?**

Voy a empezar a hacerme los cubatas con tila. Y que no se me acabe la maría, por Doraemon bendito, el FSM y El Santo Nota.

(*) Teóricamente, claro. Que seguro se les ocurre alguno más...

(**) Y para no escribir mucho. Pero tranquilos, seguro que en septiembre retomo mi ritmo de antaño. De antaño, ¿cuándo fue eso?, uy, caramba, cuando estuve los 3 años y pico en paro, je***.

(***) No, en serio, histérico no estoy. Mucho. Un fisco nervioso sí, pero oye, se empalma el paro con la renta básica de inserción y a vivir hasta la muerte. O malvivir. O algo. Salud y eso.
Share/Save/Bookmark

1 de julio de 2014

Ya llegó el verano, ya llegó la fruta y el que no lea que buen día hace

Sí, vale, lo sé, se me va mucho la cabeza, pero ha sido desde siempre y con la edad en vez de curarse se agrava. Eso y que ya no sé que título poner para la entrada de los libros, igual debería volver a lo tradicional, no sé, algo como "libros del mes pasado", ya veré. O no.

En fin, que en este junio recién finalizado han caído:

#58.- Jack Campbell - Impávido. La flota perdida 2.

Ciencia ficción. Pues nada, que nuestra flota al mando del Capitán Black Jack Geary continúa dando saltos en su eterno camino a casa, mientras luchan por la supervivencia y la gloria. Le veo bastante parecido a BSG, a Galáctica, la serie. Está bien, oiga.

De la contraportada: Superados por las inexpugnables fuerzas de los Mundos Síndicos, la flota de la Alianza prosigue su peligrosa retirada. Liderada por el legendario capitán John Black Jack Geary, la Alianza trata desesperadamente de volver a casa con su más preciada captura: la llave de la hipernet síndica, la llave de la victoria... Geary está convencido de que los síndicos están planeando una emboscada contra la flota. Al caer en la cuenta de que la mejor (y única) opción de la Alianza consiste en hacer algo inesperado, Geary emprende una ofensiva y envía a la flota al sistema Sancere. Pero, hastiados por la interminable contienda, los oficiales y la tripulación de la flota de la Alianza provocan un motín que los divide, dejando a Geary con más desventaja que nunca...

Impávido, el segundo volumen de la serie 'La flota perdida', es un nuevo hito en la carrera de un autor imprescindible en el panorama de la ciencia ficción militar actual. La saga de Jack Campbell es original, oscura y perturbadoramente adictiva.


#59.- George Mcdonald Fraser - Flashman y la carga de la Brigada Ligera.

Historia, aventura, humor. En el ejemplo de ineptitud militar que es la carga de la Brigada Ligera en la guerra de Crimea (la de ahora no, la de hace un siglo y pico) no podía faltar nuestro Flashy, por supuesto contra su voluntad. Pero esta carga sólo será el principio de una nueva aventura en tierras rusas. De las mejores novelas de la serie, como sigo a lo mío me voy a por la siguiente.

De la contraportada: La Carga de la Brigada Ligera es uno de los episodios más célebres de la historia militar del Imperio Británico, forma parte de la famosa batalla de Balaclava y de la guerra de Crimea, en la que se enfrentaron las grandes potencias de la época. Según la versión aquí propuesta por MacDonald Fraser de este episodio que sigue siendo todavía hoy objeto de controversia, la inició un borracho, la continuó un demente y la remató una pandilla de cobardes heroicos. Por supuesto, un escenario como éste es idóneo para que Flashman lo enrede todo y, sin embargo, acabe por llevarse todo el mérito de lo que acaba en desastre.


#60.- Robert Silverberg - Roma eterna.

Ficción histórica. Roma nunca cayó y a partir de esta premisa se desarrolla esta novela que, la verdad, podría haber dado mucho más de sí. Recorre toda la historia del Imperio hasta nuestros días mas te deja con la sensación de lo que podría haber sido (la novela, no la Historia). Entretenida pero prescindible, digo.

De la contraportada (spoilers ¡e irrelevancias que forman sólo una parte mínima de la historia!, que además no pegan con el resto del libro, en negro): No hay ningún poder sobre la faz de la Tierra capaz de resistir la acometida del Imperio Romano. Así es, así ha sido y así será. Mediante la fuerza bruta, el terror y el impulso de una voluntad indomable, sus ejércitos han sometido a todo un mundo. Durante miles de años, desde el reinado de Maximiliano el Grande en el año 1203 a.u.c. hasta una nueva era de desarrollo científico y fascinantes avances tecnológicos, incontables enemigos y oportunistas han tratado de enfrentarse al Imperio, aunque solamente han conseguido morder el polvo bajo las botas implacables y despiadadas de Roma. Hay, sin embargo, un grupo de gente que sufre y que resiste en la sombra a lo largo de los muchos siglos de opresión, gente que sueña con el glorioso día, cada vez más cercano, en que los cielos se abrirán a ellos para que, sobre los barcos que preparan en secreto, protagonicen el gran Éxodo hacia las estrellas.


#61.- Neil Gaiman - Preludios y nocturnos.

Cómic, fantasía. Relectura. Y el Exseminarista se dijo "ya que el segundo número de Obertura no llega hasta julio ¿por qué no revisitas el Sandman clásico?" y dicho y hecho. Así que en ello estoy, oiga. Un "debe usted leer", como ya he dicho alguna vez, un clásico de la literatura.

#62.- Alan Moore y Jacen Burrows - Neonomicon.

Fantasía, intriga. Antes y después de comprármelo fui avisado (no por una persona, ni por dos, ni por tres sino por dos) de que esta obra era una ida de bola de Alan Moore y una vez finalizada coincido a la par que discrepo. En esta revisita del mito de Cthulhu los autores lo llevan a nuestra época aunque los antiguos dioses sean atemporales. En resumen, me gustó bastante, lo devoré ayer y caerá en breve de nuevo. Recomendable.

De la contraportada: El Monstruo en la piscina. El agente del FBI Aldo Sax investiga una serie de asesinatos rituales idénticos, pero sin relación entre ellos. Mientras lleva a cabo sus pesquisas entra en contacto con una subcultura formada por rock, música y clubs de sexo basada en el mito de Cthulhu de Lovecraft. Sax se verá arrastrado a una vorágine de terribles acontecimientos con consecuencias de gran alcance. Y no sólo para él...


#63.- Jack Campbell - Osada. La Flota Perdida 3.

Ciencia ficción. En esta tercera entrega la flota se enfrenta a la situación más peliaguda que se han encontrado desde que tuvieron que huir del Sistema Central Síndico. La escapada sigue, la tensión aumenta. Entretenida.

De la contraportada: La Alianza ha estado inmersa en una guerra imposible contra los Mundos Síndicos. Ahora, el capitán John Black Jack Geary, de vuelta en la flota después de pasar un siglo en animación suspendida, debe mantenerla un paso por delante de sus despiadados enemigos... No obstante, después de una serie de fatídicos encuentros, la flota de la Alianza se halla gravemente dañada. ¿Cuál debe ser su siguiente movimiento? Los síndicos empiezan a entender las tácticas de Geary, y según las naves de la Alianza saltan de sistema en sistema, mantener la distancia se vuelve cada vez más difícil. Además, Geary descubre que los síndicos han estado manteniendo en secreto la existencia de otra facción potencial, y ese poder desconocido podría tener los medios para aniquilar a la raza humana...

'Osada', el tercer volumen de la serie 'La flota perdida', es un nuevo hito en la carrera de un autor imprescindible en el panorama de la ciencia ficción militar actual. La saga de Jack Campbell es original, oscura y perturbadoramente adictiva.


#64.- J.M. Mulet - Los productos naturales ¡vaya timo!

Ciencia y divulgación. Interesante libro en el que Mulet nos cuenta y desmonta los bulos existentes sobre los productos naturales, ecológicos, pseudomedicinas, etc... Uno de los motivos para leerlo era comprobar su interés para posibles cumpleaños venideros y efectivamente, lo merece. Nivel sencillo al alcance de una madre o algo así, ¡y eso es bueno! Debes leerlo si no eres de ciencias y/o no estás puesto en el tema, que te aclarará bastante.

De la contraportada: "Para combatir mi ignorancia en materia de alimentación, leo Los productos naturales ¡vaya timo!, un libro que cuestiona los grandes conceptos de la agricultura y la ganadería biológicas. El texto es contundente y compensa la propaganda que intenta transformar una voluntad objetivamente saludable en dogmas de fe" (Sergi Pàmies, La Vanguardia)

Este libro (escribe el autor) se centra en analizar los productos "naturales" o "ecológicos" que nos ofrecen en diferentes aspectos de la vida cotidiana (alimentación, salud, hogar y energía), y valorar si realmente son tan efectivos como prometen o si contribuyen a cuidar nuestro planeta. Todo esto sin olvidar si el problema que pretenden solucionar es realmente tan grave como lo pintan, o si la mejora que ofrecen frente a un producto convencional justifica el aumento de precio, a veces desmesurado. Los productos naturales ¡vaya timo! está pensado para aportar argumentos para que, como consumidores, no nos tomen el pelo, es decir, no nos timen.



#65.- Jack Campbell - Valiente. La flota perdida 4.

Ciencia ficción. Pues nuestra flota que sigue ahí, perdida pero cada vez menos. Hay una cosa que me revienta un poco y es que a ver, hijo, al ser una serie se supone que todos lo que van por el libro cuatro han leído los tres anteriores (y los del 3 los dos y así); entonces, ¿por qué narices tienes que explicar siempre lo mismo en todos y cada uno de los libros?, ¿no basta con decir en el primero (que lo hiciste) "y la sala de reuniones, aunque pequeña, al ser virtual se expandía para acoger a todos los capitanes de la flota" sino que tienes que repetirlo en todos y cada uno de los libros? No sé, mira que soy prealzheimeroso pero hasta yo lo recuerdo, hombreyá. Por lo demás, entretenida.

De la contraportada: En lo profundo del espacio de los Mundos Síndicos, la flota de la Alianza continúa su viaje a casa bajo el mando del capitán Black Jack Geary. Las victorias de Geary sobre el enemigo le han hecho ganarse tanto el respeto como la envidia de sus compañeros. El comandante ha tomado numerosas decisiones arriesgadas, pero cuando ordena a la flota que vuelva al sistema estelar Lakota, creen que ha perdido el juicio... A pesar de que lucha por mantenerse un paso por delante del enemigo, Geary debe hacer frente a conspiradores dentro de su propia flota. Él sabe que sus hombres deben permanecer unidos o las fuerzas síndicas harán lo posible por separarlos...

Valiente es el cuarto volumen de ‘La flota perdida’, la serie de ciencia ficción militar que poco a poco se está convirtiendo en la más importante de la década. Esta saga de Jack Campbell es original, oscura y perturbadoramente adictiva.


#66.- Jack Campbell - Incansable. La flota perdida 5.

Ciencia ficción. Nada, que ya entré en el modo acelerado que me impulsa irremediablemente y de forma adictiva a terminar una serie, así que dejo aparcados el resto de libros y me zambullo en la Flota Perdida. Entretenido a pesar de los fallos y alguna cansinidad.

De la contraportada (en negro spoilers y tal): Los prisioneros de guerra de la Alianza permanecen encerrados en un campo de trabajo del sistema estelar Heradao, donde también se encuentra la mayoría de los buques de guerra síndicos que resistieron los ataques. Decidido a no abandonar a sus hombres, Black Jack Geary ordena a la flota que inicie un ataque relámpago para rescatar a los prisioneros con el menor número de bajas posible para la Alianza. Salen victoriosos del asalto, pero Geary descubre que los síndicos planean tenderle una emboscada a sus naves con su poderosa flotilla de reserva a fin de aniquilarlas de una vez por todas. Así, mientras el capitán dirige sus efectivos de un sistema estelar a otro con la esperanza de eludir el inevitable enfrentamiento, los saboteadores contribuyen a propagar el caos.


#67.- Jack Campbell - Victorioso. La flota perdida 6.

Ciencia ficción. Pues aquí termina por ahora la historia. Por lo que veo hay más de la serie pero hasta donde sé por ahora sólo en inglés, ya veré si me pongo con ellas o me doy un descanso o algo.

De la contraportada: Tras su regreso al espacio de la Alianza, el capitán Black Jack Geary es ascendido a almirante de la flota, a pesar de que al consejo rector le aterra la posibilidad de que lleve a cabo un golpe de Estado. El nuevo rango de Geary le otorga la autoridad necesaria para negociar con los síndicos, que han sufrido una cantidad crítica de bajas y podrían, por fin, mostrarse dispuestos a no prolongar la guerra. Con determinación, Geary encabeza el retorno de la flota al espacio síndico. Sabe que la capitulación del enemigo será una empresa ardua. Así, se lanza a la batalla, sin olvidar que los alienígenas, aún más poderosos, acechan en el otro extremo del espacio ocupado por los síndicos.

Victorioso es el sexto volumen de La flota perdida, la serie de ciencia ficción militar que poco a poco se está convirtiendo en la más importante de la década. Esta saga de Jack Campbell es original, oscura y perturbadoramente adictiva.


Y con esto y un bizcocho, pues aquí me quedo, leyendo y tal. Buen mes.


Share/Save/Bookmark

26 de junio de 2014

17 jóvenes finlandesas

44 tacos ya, nunca habría puesto la mano en el fuego porque los viera llegar y ¡pum!, aquí están, golpeándome en toda la cara. Media vida o más ya vivida, quizás en breve empieza el declive. Si no es que ya lo ha hecho. Pero oye, que me quiten lo bailao.

44 años. Con un único proyecto vital que es vivir, porque por lo demás como no cuente que en septiembre voy al paro y ya cuando se acabe podré empalmar con la renta básica de inserción que me permitiría malvivir hasta la no-jubilación, pues otra no hay por ahora. No me preocupo, supongo que saldrá algo, o me iré fuera, o yo qué sé. Por ahora he caído siempre de pie aunque alguna vez me he roto metafóricamente alguna pierna.

Tranquilidad, eso sí, mucha tranquilidad que puede que antes no existiera. Ya he sufrido y disfrutado tantas vivencias que puedo observar lo que me viene generalmente sin estrés o reduciéndolo al mínimo. Y expectación porque lo que viene siempre será nuevo, sobre todo por este preAlzheimer (sin diagnosticar, no se me preocupen (por ahora), es mi estado natural de "llámame Doris, ¿tú quién eres?").

Así que en eso estoy, intentando disfrutar con la gente que quiero, hoy, mañana, el sábado (¡fiesta, fiesta!) y el resto de lo que queda. Y los 44 tacos, pues podría ser peor, 50 ó así. A ver si llego.

¡Disfruten! Que pa' dos días que nos quedan...

¡Ah! ¿Y el título? Una discusión que tengo yo con mi compañera (de piso, cama y vida, por ahora, jijiji): en el caso de que me liara de forma simultánea, no secuencialmente, con 17 jóvenes y bellas finlandesas no sería una infidelidad, ¿no? Una imposibilidad física, fisiológica, matemática e incluso metafísica, pero infidelidad... Si fuera sólo con una. O una tras otra a días alternos...

Hala, desaparezco hasta la semana que viene. O no, o yo qué sé.
Share/Save/Bookmark

11 de junio de 2014

Petróleo, Noruega y un señor de Almería. Y dos huevos duros.

Dice un señor de Almería que probablemente no ha estado por aquí en su vida o, si lo ha hecho fue cuando Franco era corneta por aquello de la mili o en su luna de miel en el caso de que se haya casado, que los canarios somos unos vagos. Todos. Que sí, que yo lo soy (aunque más que vago prefiero decir que tiendo a conservar energía) pero también soy profundamente atractivo y no por eso se puede decir que todos los canarios también lo son, digo yo.

Pues dice este señor de Almería, bueno, supongo que es de Almería, porque publicó en noticiasdealmeria.com aunque leyendo por aquí se ve que es un eminente periodista (o algo), que firma en El Alcázar y El Caso, periódicos patrios donde los haya (o los hubo, ¿aún existen?), dice que el problema es que los canarios estamos aplatanados por el clima tropical. Sí, tropical tus cojones, véngase a vivir a La Laguna donde casi a mediados de junio chispeaba al salir de casa y tuve que traerme la chaqueta al curro y ya verás tú lo mucho que te aplatanas.

Además parece ser que si nos (mayestático, no fui) manifestamos contra el petróleo es porque los caciques de las Islas así nos lo han mandado. Porque así somos, vagos, aplatanados, tropicales y obedientes; ya nos mandaron que nos manifestáramos contra las torres de alta tensión a través de espacios naturales o el Puerto de Granadilla en la que ha sido la mayor manifestación y movilización social de la Isla de Tenerife en toda la democracia o lo que llaman democracia. Ups, espera, que a los caciques, caudillos, políticos y hueleculos locales lo que les interesa(ba) es la construcción de dicho puerto, pues no me cuadra a mí.

Como tampoco me cuadra que el ministro Soria sea un ejemplo típico de cacique, con sus formas y modales. Pero oye, que seguramente el señor de Almería sepa más de eso que yo, que tú sabes, la distancia hace que las cosas se vean mejor. Aunque según me da para mí que lo único que ve desde su casa son invernaderos porque no me explico yo.

Petróleo. No voy a decir que estoy en contra del petróleo. Conduzco (y me gusta) y el plástico está en todos los aspectos de mi vida (y de la tuya). De lo que sí estoy en contra es de su búsqueda y prospección en las condiciones actuales. Porque nos dicen "traerá la riqueza a Canarias, se acabará el paro y si hay derrames pues mejor, se contrata a parados para limpiarlos (sic) o los voluntarios que vengan de la Península generarán riqueza (sic también)". Y yo les digo "y una mierda pinchada en un palo".

Los voceros del régimen ponen el ejemplo noruego y aseguran que las Islas serán nuevamente afortunadas pues una cascada de bienes, empleos y dineros lloverán hasta en la más alejada. Se les olvida comentar el detalle de que en Noruega gran parte de los beneficios revierten, mientras que aquí el único beneficio que dejará Repsol será en los bolsillos del ministro Soria cuando pase directamente a su consejo de administración.

¿Repsol? Repsol es una multinacional y de los beneficios que se obtengan nosotros no veremos ni un solo céntimo. Ni un solo empleo, pues para eso tiene su propio equipo de trabajo, no necesita para nada nuevos trabajadores sin experiencia. Sin embargo las posibles extracciones pueden acabar ya no sólo con el ecosistema y con el suministro de agua a las islas orientales (que es 100% desalada) sino además con el principal motor económico de Canarias, el turismo.

Vamos, que desde mi humilde opinión la balanza está un poco descompensada. Si la situación fuera otra, si aún tuviéramos empresas nacionales cuyos beneficios revirtieran al pueblo, probablemente te dijera "adelante", pero para que se los lleven unos señores a Suiza (y el bolsillo de Soria unas migajas) sí que te digo ¡a mamarla, hombreyá, que no nos compensa! Y no me vengas con el interés general de todos los españoles. Te repito otra vez por si eres analfabruto (además de Almería): mul-ti-na-cio-nal. Que no me parece normal sufrir todo el riesgo sin disfrutar de nada del beneficio.

¿Qué Marruecos (que está apenas a 100 Km) sí puede extraer petróleo si lo hubiera? ¿Y? También podría instalar una central nuclear tipo Chernobyl y no se podría hacer nada. Pero lo de aquí sí se puede evitar (o al menos intentarlo) que al menos se reducirá el riesgo.

Ains, la gente es boba, de verdad te lo digo. ¿Me ves a mí hablar de cosas de Almería basándome en que tengo un amigo de allí y que he pasado un par de veces a su través? No, ¿verdad? Pues eso.

Salud y tal. Que verás como la van a cagar de nuevo pero bien.





Share/Save/Bookmark

8 de junio de 2014

De la insoportable viejunidad del ser (actualizado)

1.- Hubo una época, no muy lejana, en la que tener un cumpleaños a mediodía suponía con absoluta certeza que ése sería un día de fiesta grande, de reír, beber, bailar incluso, alterar el estado mental y disfrutar hasta el amanecer y más allá. Esos tiempos han pasado y hoy supone que a las 18 más tardar estarás en el sillón, quejándote y echando de menos lo que fue.

2.- Manifestaciones, no me perdía ni una, creía firmemente que podían cambiar algo. Ya he ido a tantas que tengo la firme convicción de que les importa una mierda, ¡les da igual! Aunque igual es que he perdido la ilusión ahora pienso que si no es con cócteles no les mueves. Y ni eso, ellos tienen las armas.

3.- Un tema que me sigue haciendo vibrar.


4.- Tengo un amigo que es un iluso y cree que el común de los canarios va a dejar el coche para protestar por las prospecciones. Por eso ha convocado una Huelga automovilística, así como un boicot contra Repsol, es decir, no repostar en gasolineras de Repsol durante todo el tiempo que sea necesario. Esto último para mí no es nada difícil (no lo hago nunca, es por comodidad y porque prefiero repostar, lo hago de hecho, en gasolineras que tengan personal contratado poniéndote el combustible y la que tengo más cerca de casa lo tiene, personal, es barata, de las más baratas que no engañan de la Ciudad, y no es de Repsol). ¿Eres capaz de no coger el coche ese día? Además, venga, por extensión, ¡españoles todos, os convoco, no repostéis en Repsol hasta que se retiren! Sí, vale, el iluso es él, je. El evento, de nuevo aquí. Actualizado: me dicen me comentan que el enlace no va pues el evento es privado o algo así; simplemente sugiere no coger el coche los días 30 de junio y 1 julio, así como no repostar como ya dije en Repsol, que lo sepas.

5.- Boicots. Coca-Cola, Mercadona, El Corte Inglés, ahora Repsol y El Jueves (y por extensión todos los productos de RBA), la marcas blancas así en general. Todo en la medida de lo posible, es decir, si me voy a tomar un cubata en el bar y sólo tienen Coca-Cola pues me la tomo y si sólo puedo pillar nata montada sin azúcar (edulcorada) en el Hipercor pues allí voy, pero por norma general los evito. Seguramente es un gesto inútil pero es mi dinero y me lo gasto donde quiero y si todos actuáramos así igual otro gallo nos cantaba. O no, o yo qué sé.

6.- Hora de comer. Iba a seguir despotricando pero a mi edad tengo que comer a mis horas, ains. Buen día y mejor semana.
Share/Save/Bookmark

2 de junio de 2014

¡El yayo Juáncar se va!

Sí hombre, el Bobón, digo, el Borbón, el primero de su nombre, el rey biónico, sí, ése. ¡Qué ha abdicado!

Qué quieres que te diga, así rápido (porque hay que trabajar), para mí que es sencillo, ya ha ahorrado suficiente para la jubilación y le apetece fundirse la pasta en elefantes muertos y Corrinas (¿o Corinas?), divorciarse de una puñetera vez y aprovechar que la empresa familiar aún está en marcha, a pesar de que nos gustaría otra cosa, para colocar de una vez al niño a ver si se gana también el sueldo futuro para cuando (si) lo echemos, sí, Felipito.

Eso y que hay que distraer la atención. Seguro que aprovechando la movida que se viene nos la van a colar bien gorda, no sé qué pero algo nos van a meter, tú espera y verás.

¿Me alegra? Pues poco, siempre he sido más de ahorcar al último rey con las tripas del último cura y éste se nos escapa por ahora. Pero bueno, siempre nos quedará el niño. Y Letizia.

Hala, buena semana y tal.



Share/Save/Bookmark

1 de junio de 2014

Mayo, cuando hasta las letras florecen

Vaya, se ve que me he puesto poético. Menos mal que ya se me pasó. Hala, los libros que se finalizaron este mes de mayo:

#48.- Peter F. Hamilton - La caída del Dragón.

Ciencia ficción. Aunque la empecé antes que las dos anteriormente reseñadas del mismo autor, al principio se hace lenta de leer o a mí se me hizo por lo que fuera, pero a medida que avanza gana en interés hasta que también terminas devorándola. Interesante y entretenida.

De la contraportada (ATENCIÓN: tachado en negro lo que considero spoilers intolerables, indignos de estar en la contraportada. Habría que matar a los que escriben estas cosas pues ¡no te enteras de ello hasta casi el final del libro, hostiayá!. En fin, para leerlo sólo tienes que seleccionarlo, que sale): De niño, Lawrence Newton solo quería pilotar naves espaciales y explorar la galaxia. Pero vive en la época equivocada: la edad de los vuelos estelares del hombre está tocando a su fin, por lo que se rebela y huye en pos de su sueño. Veinte años después es el sargento de un problemático pelotón que está invadiendo otro planeta en plena campaña de captación de beneficios, eufemismo para un acto de piratería de una de las grandes corporaciones. Mientras está luchando en tierra, Lawrence escucha la historia del Templo del Dragón Caído, el lugar sagrado de una secta que adora a una criatura mítica que cayó de los cielos hace milenios. Se dice que allí hay un tesoro de proporciones épicas, para garantizar la felicidad eterna de un hombre. Esta información le lleva a planear una misión privada.


#49.- Robert A. Heinlein - Todos ustedes, zombies.

Ciencia ficción, filosofía, novela corta. Al igual que en la anteriormente reseñada, (39) Por sus propios medios, en esta obra Heinlein vuelve a explorar las paradojas existentes al viajar en el tiempo. Más divertida que la mencionada es recomendable su lectura.

De la contraportadaTodos ustedes, zombies se inicia con una discusión en un bar de 1970 y salta con sorprendente brusquedad hacia adelante, hacia atrás y hacia los lados, en el espacio y el tiempo. Éste es el punto de inicio de una historia que narra los peligros de alterar el Tiempo mediante paradojas recurrentes. Considerado uno de los mejores relatos de ciencia ficción de todos los tiempos.


#50.- Orson Scott Card - La tierra desprevenida.

Ciencia ficción. Antes de Ender fueron las Primeras Guerras Insectoras. Éste es el primer volumen de las obras en las que se nos relatará como aparecieron los Insectores y como fueron estas guerras. Bastante bueno. Ahora en espera de que salga el segundo.

De la contraportada: La Primera Guerra Fórmica está a punto de estallar. La nave minera Cavadora se encuentra alejada de la Tierra, en las profundidades del Cinturón de Kuiper. Otras naves mineras, y las familias que viven en ellas, están tan cerca como lejos de ella. Los sistemas de la nave minera son viejos y empiezan a fallar, y la familia se está volviendo demasiado grande para el tamaño de la nave. Tantos son los problemas cotidianos, que cuando divisan un enorme objeto que se mueve a una fracción similar a la velocidad de la luz, no le dan ninguna importancia. Sin embargo, están del todo equivocados, ya que la presencia de este extraño ente será decisiva para el futuro de la humanidad durante los próximos millones de años. Antes de que Ender Wiggin naciera, mucho antes de que la Escuela de Batalla fuera construida, los alienígenas llevaron la guerra a la galaxia.


#51.- Neil Gaiman y J.H. Williams III - Sandman. Obertura 1.

Fantasía, cómic. Aunque parezca mentira nunca jamás he coleccionado cómic alguno en grapa, número a número, y creo que éste es un buen momento y mejor cómic con el que empezar. Sandman, qué voy a contar que ya no se sepa, una de las obras maestras de la literatura de todos los tiempos, ha vuelto con historias (o historia) situadas cronológicamente antes de la ya conocida. Muy bueno (por ahora).

Poco puedo decir de qué va pues la historia acaba de empezar. Ya si eso iré contando (no, no hay contraportada).


#52.- Mike Carey y otros - Lucifer. Libro 3

Cómic, fantasía. Pues eso, que sigue la historia poco a poco (y ésta fue un regalo [para mí y no mío ni de mí] por el día del libro).

De la contraportada: Lucifer Estrella del Alba, el antiguo favorito del Cielo y gobernante retirado del Infierno, nunca fue muy dado al compromiso y eso no cambió cuando fundó su propio universo. Ahora, tras dejar atrás al fin todas las restricciones de la Creación de Dios, la Estrella del Alba se encuentra en una posición conocida: la de reunir almas para su reino. Sin embargo, en lugar de sufrir un tormento eterno, los nuevos inmigrantes de Lucifer son libres para vivir como elijan. El único mandamiento que les ha dado el creador de su mundo es que no deben inclinarse para adorar a nadie. Después de todo, no inclinarse ante nadie es el motivo de orgullo del Portador de Luz. Pero el Cielo ha hablado: el cosmos de Lucifer es una afrenta al esquema ordenado de las cosas y debe cerrarse a cualquier precio. Como se suele decir, el orgullo precede a la caída, y la Muerte tampoco es muy dada a los compromisos.


#53.- Jack Campbell - Intrépido. La flota perdida 1.

Ciencia ficción. Una flota que huye el mando de un antiguo héroe dado por muerto años ha, saltos espaciales, batallitas, intrigas. No es especialmente buena pero sí entretenida. ¿Y ya dije que hay batallitas y saltos espaciales?

De la contraportada: Las hazañas legendarias del capitán John Black Jack Geary son bien conocidas por todos. Reverenciado por su forma de resistir heroicamente durante los primeros días de la guerra, se pensaba que había muerto. Sin embargo, un siglo después, Geary regresa milagrosamente después de superar su periodo de hibernación, y acepta a regañadientes tomar el mando de la flota de la Alianza en un momento en el que los síndicos amenazan con aniquilarla. Aunque le abruma toda la parafernalia de héroe que hay montada a su alrededor, Geary sigue siendo un hombre comprometido con su deber. Sin embargo, para ganar esta guerra, tendrá que estar a la altura de la heroica leyenda de Black Jack. Intrépido, el primer volumen de la serie 'La flota perdida', ha confirmado la valía de un autor imprescindible en el panorama de la ciencia ficción militar actual. La saga de Jack Campbell es original, oscura y perturbadoramente adictiva.


#54.- Ernesto Ekaizer - Indecentes.

Economía, historia reciente, política. Me lo pasó el Petercantropus hace no sé cuanto tiempo y lo tenía ahí pendiente. El que te diga que la crisis no se pudo prever miente: estaban todos avisados pero decidieron ignorarlo. El resultado es el que todos sabemos, que nos han robado mientras ellos continúan enriqueciéndose y sin castigo. Interesante. Y sin que tenga nada que ver hay que ver que raro está el Ekaizer sin barba...

De la contraportada: Una crónica de la disolución ética y de la desfachatez moral que ha llevado a España y a Europa a una crisis sin precedentes y que señala a sus autores intelectuales, económicos y políticos.

La burbuja del dinero fácil facilitó el frenesí especulativo de una España onírica. Todo parecía estar atado y bien atado para siempre… hasta que el sistema capitalista protagoniza el bandazo histórico actual. En esta curva violenta, tan peligrosa como prolongada, se ha caído toda una realidad. Ya nada volverá a ser no tanto lo que era sino lo que parecía ser.

Hay muchas indecencias. La más obvia: la de la corrupción y el pillaje. Pero la más seria, la más profunda, con su secuela económica y social, es la otra, la crisis del sistema. Una crisis en la que aquellos que han sembrado las condiciones para el estallido de la misma (banqueros, políticos, empresarios, especuladores, bancos centrales), son los que actualmente, en una espectacular jugarreta del destino, dictan la hoja de ruta para salir de ella, una hoja en la que “no hay alternativa” si no es pasar factura a los de siempre. Una estafa sobre la estafa. La estafa de la salida de la crisis sobre la estafa de la crisis misma.

Ernesto Ekaizer va hilando esta crónica con información de primera mano, en gran parte inédita, a la que ha tenido acceso a través de entrevistas y debates en varios países a lo largo de los últimos años. El cuadro que se expone ante el lector apunta a quienes pudiendo haber tomado medidas a tiempo, se zambulleron en la euforia: unos por intereses, otros por servilismo y los demás por ignorancia.


#55.- Neil Gaiman - El libro del cementerio.

Fantasía. Precioso y altamente recomendable más que cuento.

De la contraportada: Guiado por su instinto, un bebé escapa de la cuna en medio de la noche y logra alcanzar el cementerio más cercano a su casa. El individuo que lo persigue, cuchillo en guante, acaba de asesinar a toda su familia y está decidido a terminar con él. Pero los espectros del camposanto protegen al pequeño y acaban acogiéndolo en sus tierras. Aunque esta vez se le ha escapado, el siniestro hombre Jack no descansará hasta cumplir su misión… En su nuevo hogar, con sus nuevos fantasmales padres, el bebé será rebautizado con el apelativo odiseico de Nadie Owens.


#56.- The Oatmeal  - Cómo saber si tu gato planea matarte.

Cómic, humor. Sigo a The Oatmeal hace bastante tiempo y por norma general me suelen gustar sus historias, así que cuando lo vi supuse que sería el regalo apropiado por el Día del Libro para una persona a la que le gustan los gatos (y que también me serviría para echar una carcajada cuando lo liberara). Sin embargo, aunque sí es cierto que lo lees (devoras) con una sonrisa resulta en un cierto sentido decepcionante, algo pobre. No sé, esperaba más.

De la contraportada: Entre las muchas cosas que se pueden encontrar en TheOatmeal.com, están sus chistes y cómics de gatos, de los que este libro contiene una buena ración. Entre los primeros están algunos de los favoritos de los lectores, como "Gato vs. Internet", "Cómo acariciar a un gato" o "Los Bobcats en lunes", junto con otros inéditos, como "6 maneras de averiguar si tu gato se cree un puma" o "Cómo averiguar si tu gato es homosexual empedernido".

"Con una facilidad tremenda para hacer reír (e incluso provocar la carcajada) que basa su efectividad en sacar a relucir lo absurdo de lo cotidiano o reinterpretar la realidad a su antojo, Cómo saber si tu gato planea matarte es una de esas lecturas que sirven para levantar el ánimo cuando éste está por los suelos". Sergio Benítez, Fancueva.


#57.- Robert Silverberg - Colisión de los mundos.

Ciencia ficción. Viejuno, de allí de los 60 y tantos, pero interesante. Dada la época se le disculpan algunas cosas como que en el despegue de la época de la luz, la oscuridad en forma de religión siga estando presente (y al ritmo que vamos no me extraña que realmente suceda y que en 1000 años la humanidad siga creyendo en amigos invisibles, ya sabes, el pueblo debe seguir siendo ignorante), pero lo dicho, diría que sí merece la pena.

De la contraportada: (como antes, bajo lo negro hay spoilers ya graves; si quieres leerlos, selecciona. Ains, las editoriales) La fatal colisión de dos imperios estelares, el terrestre y el de Norgla, cuando su mutua expansión los pone en inevitable contacto. Mediante una nave más rápida que la luz, los terrestres llegan a una región de la galaxia situada a 10.000 años-luz de la Tierra, donde descubren otra raza humanoide dedicada a la colonización de aquellos mundos. El choque hubiera sido inevitable, a causa del orgullo de los Norglanos, de no ser por una especie extragaláctica, los avanzadísimos Rosgollanos, que obligan a terrestres y norglanos a dividirse la Galaxia en los partes o esferas de influencia iguales.



Pues nada, que sigo aquí, leyendo si eso. Y apatatándome, que también. Serán cosas de la edad. Buen junio y a ver si va un poco más lento, joer.

Libro abandonado del mes:

Kurt Vonnegut - Hocus Pocus: ficción, relectura. Lo dejo por eso, porque hasta que pasó un rato largo desde que empecé a leerla no me di cuenta de que ya lo había hecho. Sí, me pasa mucho, pero normalmente me doy cuenta en el primer párrafo o incluso en la primera frase, no al acabar el primer capítulo e ir mediado el segundo. Y si esto es así es porque la impresión que me dejó fue más bien pobre. Que sí, que seguramente es muy buena, pero hoy no me apetece oiga.



Share/Save/Bookmark

24 de mayo de 2014

La entrada que escribiría mañana al ver los resultados electorales

Pero como mañana no voy a estar* la publico hoy. De hecho hoy tampoco estoy**, así que la dejo programada desde ayer***. Hala, disfruten lo votado que mi twitt y mi entrada serían algo tal que así, seguro seguro+:

Idiotas, todos idiotas. Estamos condenados++.

(*) A ver, estar estaré pero no por aquí. Resaca de cumpleaños, comer fuera, ir a votar, descansar ya en casa, ver capítulos pendientes, etc... Vamos, que probablemente no encienda el portátil hasta el lunes.

(**) Tetracumpleaños en Pueblo Chiquito alejado de la civilización. Antes, despertarse tarde, arramblar con las cosas y tirar pa'llá. Durante comer y beber como si no hubiera mañana (y esquivar niños). Después irse al cuarto de invitados a dormir. ¿Internet?, bien gracias, ya si eso un poco por el móvil y me da que tampoco.

(***) De hecho desde anteayer que mañana viernes, digo, ayer viernes voy a estar muy liado o estuve muy liado, o algo. Dichosos viajes en el tiempo.

(+) Sí, podría decirse que voy a hacer un Testch (o como se escriba) pero dada mi capacidad inconmensurable de predicción así como la observación de los resultados electorales de los últimos años, junto con la de la fauna que me rodea cuando ando por las calles hace que posiblemente no me equivoque.

(++) Ojala me equivocara. Me temo que no y así nos va.
Share/Save/Bookmark

20 de mayo de 2014

Esas ONG que te asaltan por las calles

Confieso que he trabajado, mucho más de lo que he querido (siempre me han dicho que si me creía hijo de Onassis lo que me traumatizó de crío, porque yo lo que entendía a mis padres era que si me creía hijo de nazis y no sabía por qué. Cuando me enteré de lo que realmente decían hace relativamente poco me reí muy mucho) (qué soy canario, hostiayá, que para mí nazi y nasi suena igual porque lo pronunciamos igual, no como esos godos y sus zetas, ces y demás letras que hacen del castellano un idioma bárbaro) (más mérito tiene escribir bien y sin faltas o casi), empiezo de nuevo, he trabajado mucho, más de lo que he querido y menos de lo que he querido. Contradicciones de la vida.

En mi último periodo largo de paro sin embargo hubo dos trabajos que me negué en rotundo hacer, que no podía con ellos. Y eso que había perdido mi piso, vivía de (y en) la caridad amistofamiliar (incluida una casa que me prestaron) y estaba dispuesto a currar de cualquier cosa. Y cuando te digo de cualquier cosa puedo incluir en cosas en las que curré en ese periodo (posteriormente a lo que voy a narrar) una finca agrícola (con la caló, la tierra y los bichos) o repartiendo cochinos por toda la Isla. Muertos y cortados a la mitad. Cargándolos en el hombro del furgón a la carnicería y normalmente aparcando lejos. Entre 40 y 60 kg por viaje (pesando yo 70, sí, se puede). Desde las 430-500 de la mañana. Vamos, que no me gusta trabajar pero miedo al trabajo no tengo y si hay que hacerlo se hace, hostiayá (aunque preferiría ser hijo de Onassis o similar, claro).

Pues bien, a pesar de todo hay dos que me negué a hacer. Bueno, técnicamente uno y medio.

El medio era de comercial. ¿Sabes esos señores, también señoras, que tras concertar una reunión porque te ha tocado un regalo te visitan e intentan venderte una enciclopedia/colección de libros/DVDs/algo y si lo compras el regalo es tuyo? Pues esos mismos. Aunque tengo demasiada poca labia (sereno y sin haberme drogado, claro) como para ello la necesidad hace que creas que puedes hacer cualquier cosa, así que tras dos días de curso nos soltaron de acompañantes con algún vendedor experto.

¿El target? Barrios pobres (para quien sepa, los Gladiolos, Cuevas Rojas, etc...) con gente que vivía con lo justo, más alguna señora bien con Alzheimer (sí, lo vi; afortunadamente su hija estaba ahí ese día, otros se ve que no pues constaba como cliente preferente, dicho por el vendedor porque "compraba mucho y fácilmente"). ¿El método? Mucha labia y capacidad de convicción, acompañado de lo "increíbles que eran los regalos que costaban más que los libros y que gracias a que se compraban internacionalmente estaban muy por debajo de coste en las tiendas (cafeteras Nespresso, colchones de látex, etc) y eran tuyos ¡sólo por comprar unos libros!" En plazos muy cómodos, comodísimos, bastaba con firmar y ya tenías el crédito dado. Decían que sí (vi a alguna familia que cobraba los 420 € que fueron convencidos de que eran idiotas si no aprovechaban la oportunidad y otros que se notó que alguno de la pareja decidió que no, porque el otro habría firmado), firmaban, daban el número de cuenta y una comisión (no me acuerdo cuanto era pero no moco de pavo) para el comercial, en una estructura piramidal en la que cuanto más arriba estabas más cobrabas y se "incentivaba" el ascenso y la recluta de nuevos comerciales.

Era obsceno. Y probablemente lo sigue siendo. A media mañana, apenas visitadas dos familias, ya tenía claro que para eso no servía pues si hay que mentir y robar se hace, pero a los pobres me parece demasiado rastrero. En conciencia no podía (y mira que tengo una conciencia bastante laxa o no o yo qué sé).

Así que lo que tenía planeado en cuanto terminara el día era ir a dar con la famiglia y contarles de qué iba eso, teniendo la certeza de que iban a seguir apoyándome y animándome a que dijera que no. Afortunadamente no hizo falta pues al acabar la jornada el "coordinador" y "educador" me preguntó si podría hacer el trabajo y las ventas y cuando le dije un "creo que sí" (hombre, quería que me pagaran el almuerzo como habían dicho) me dijo algo como "pues si sólo lo crees entonces no te queremos en el equipo, mañana trae el material a la empresa por favor" y de ahí me fui con 20 kg menos, casi flotando, vamos.

La empresa no sabría decirte, ya sabes, mi memoria y yo...  (de verdad, si me acordara lo diría, Editorial algo, puede que empezara por L, pero no sé :P ).Pero si te llaman porque te va a visitar un comercial con un regalo maravilloso di que no.

A la siguiente fui yo el que dije que no. Tras preguntar si se vendían libros o similares-con-regalo me comentaron que no, que no tenía nada que ver. Nada, ja. Porque la estructura era la misma, piramidal, el target también, gente de pocos recursos, pero el producto era lo obsceno o al menos a mí me lo parecía.

¿Sabes esas ONG que te asaltan por las calles?* Pues lo mismo pero yendo a casas. Les hacías ver lo mal que iba todo, que sí, pero había gente que estaba peor y teníamos que ayudarles y blablabla, hasta que firmaban, daban su número de cuenta y chas, te embolsabas 50 € (tú, el que era tu coordinador se llevaba aún más).

Obviamente puede parecer poco comparable pero a mí no, sigue siendo engañar a la gente (con quien yo iba lo dejaba claro, que eramos voluntarios de *****, sustituir con el nombre de una muy conocida ONG, mientras enseñaba el carnet y un voluntario que yo sepa no tiene un contrato mercantil ni cobra por eso) y yo lo considero una manera de que unos chorizos se monten a costa de la buena fe de la gente.

A ver, sí, parte del dinero llegará a dicha ONG (y las demás) y seguramente mucho más que lo que se queda por el medio pero una cosa quedó clara, cuando quiera de nuevo apoyar a alguna lo haré directamente y no vía intermediarios. De hecho lo haré con alguna de la que nunca haya visto intermediarios.

(*) ¿Esto a qué viene, preguntas, clavando en mi pupila tu pupila azul? Pues por este artículo, que circuló el caralibro del MundoRealTM y que me hizo recordar la historia, oiga.

Hala, que me voy a echar una birra o algo. Salud y sean malos.

Disclaimer: ¡oiga, qué a lo mejor algunos son voluntarios de verdad! De todos modos nunca me paro, por muy buena que esté.





Share/Save/Bookmark

8 de mayo de 2014

Las cosas son así

En uno de los libros con los que estoy actualmente y que no voy a mencionar para no hacer spoilers resulta que uno de los protagonistas, digamos alto ejecutivo de una compañía, está examinando un proyecto de investigación del departamento de ingeniería. Se encuentra con un largo listado de ecuaciones que, obviamente, se salta pues (casi textual) "el poder entender esas fórmulas implicaba un nivel salarial muy inferior al que poseía".

Y así queridísimos (y queridísimas) míos (y mías) es el Mundo RealTM.
Share/Save/Bookmark